Comprar

Prueba Yamaha WR450F 2012. Mucho más que una puesta al día.

Se ha echo esperar, tal vez más de lo previsto, pero por fin Yamaha ha renovado, y mucho, su ya veterana WR450F. Para ello se ha adaptado el chasis de la YZF 250 de motocross, que junto a la nueva carrocería y el veterano y probadísimo motor, ahora con inyección electrónica, nos ofrecen una enduro de lo más interesante.
Prueba Yamaha WR450F 2012. Mucho más que una puesta al día.
Muy bien le ha sentado el nuevo chasis y carrocería a la nueva Yamaha WR450F.
A primera vista ya nos damos cuenta de lo mucho que ha cambiado este modelo, tal vez el cambio más profundo desde la aparición de la WR426 hace ya más de 10 años. Fiel a la política de la marca, común a las demás japonesas, hace casi tres años que no se acometían reformas de importancia.

De entrada, la estética, aunque sobria, es mucho más moderna y atractiva, alejada ya de aquél aspecto un tanto “trail” y muy visto del anterior modelo. Si bien no se trata de una linea rompedora, si tiene un aspecto mucho más ligero y racing más acorde con los tiempos que corren. Se mantiene, una vez más el azul característico de la marca, combinado con mayor presencia de blanco.

El aspecto y acabados es como siempre en la marca de los diapasones, todo un ejemplo de calidad y buena terminación. Todo acopla a la perfección.

La nueva plástica resulta más minimalista, con los aletines del radiador en blanco y siendo presidida por un gran faro halógeno, muy útil en conducción nocturna, pero que a muchos les parecerá un tanto expuesto en utilización endurera, que será la mayoritaria en el 100% de los casos.

El depósito, de color negro, admite 8 litros, suficiente, teniendo en cuenta el consumo de la WR, ahora rebajado con ayuda de la inyección.

Se mantiene el rápido y cómodo acceso al filtro del aire y buenos detalles, como el cubrecárter de plástico y el protector del colector de escape, algo que deberían copiar la mayoría de las marcas en beneficio de la durabilidad de nuestros pantalones endureros. Incorpora así mismo vaso de expansión del líquido refrigerante.

Sin embargo, seguimos sin entender cómo no incluyen los indispensables cubremanetas, algo ilógico, esto hará que cada vez que una rama golpee nuestros dedos nos acordemos del responsable de tal decisión. Para solucionarlo deberemos acudir a la industria auxiliar o pedirle al vendedor que nos los regale.

Pasamos pues al chasis, derivado, o mejor dicho adaptado de la YZF250 de motocross, el doble viga de aluminio recibe un nuevo subchasis, para soportar la mayor exigencia del enduro en este punto. Tiene como resultado una moto más pequeña, ágil y, al menos nos lo parece, con un reparto de pesos más eficaz.

Y decimos “nos lo parece” porque lo cierto es que el peso no varía casi respecto al modelo anterior, 120 kg., sin embargo, sin perder aplomo, esta moto se muestra mucho más ágil y divertida en toda circunstancia, ganando con ello muchos enteros. Las suspensiones, una vez más están encomendadas a Kayaba, con unos reglajes óptimos para el enduro.

La horquilla delantera, de cartucho cerrado, como manda la evolución técnica, absorbe muy bien todo tipo de irregularidades e impactos, estando muy bien compensada con el amortiguador de la misma marca, montado sobre las habituales bieletas.
Prueba Yamaha WR450F 2012. Mucho más que una puesta al día.
En cuanto al motor, muchos esperábamos una adaptación al enduro del novísimo propulsor de las YZF450 de motocross, de cilindro inclinado hacia atrás, sin embargo, los responsables de la marca han decidido evolucionar el ya veterano 450 de cinco marchas, con la incorporación de la inyección electrónica Kehin. No sabemos si por acabar con su stock o por que consideran, con razón que sus prestaciones son más que satisfactorias para el enduro.

Sin embargo, si nos atenemos a los resultados de la báscula, encontramos en el 450 al responsable de que el peso siga siendo el mismo que el anterior modelo. Según los técnicos es en el propulsor donde más difícil resulta rebajarlo. Esto hace que no sea de las más ligeras de la categoría, resultando similar al de la Husqvarna TE449.

En cuanto a los mandos, sobre el cómodo manillar Pro Taper, se mantiene el embrague por cable, que pese a ello resulta cómodo de accionar, y los siempre maravillosos frenos Nissin, tantas veces comentados y alabados en nuestras pruebas.

En la puesta en marcha se mantiene el pulsador de contacto y a continuación el tradicional botón, resultando siempre inmediata e impecable. Haciéndonos olvidar la presencia de la palanca, de la que no nos hemos acordado en ningún momento.

Desde los primeros metros se hace evidente que muchas cosas han cambiado en la WR. El bastidor le proporciona una respuesta más ágil e intuitiva, sin perder el aplomo que siempre ha caracterizado a las Yamaha de enduro.

La inyección electrónica mejora la respuesta de un elemento motriz que siempre nos ha gustado, pero que ahora resulta más progresivo en toda la poderosa gama de potencia, en la que no echaremos nada en falta. Como buen 450 resulta lleno en todo, con bajos, medios y altos, un motor de esos que llena la mano, capas de satisfacer a los más exigentes.

Esta WR gira con mucha mayor facilidad en todo tipo de curvas, entra mucho mejor que el modelo anterior, que a muchos nos parecía un tanto cabezona. Resulta curioso que, pesando prácticamente lo mismo, su comportamiento dinámico haya mejorado tanto. El motivo está sin duda en un reparto de pesos mucho más eficiente, podemos afirmar sin dudarlo un instante, que se trata de un modelo muy superior al precedente.Prueba Yamaha WR450F 2012. Mucho más que una puesta al día. Si ya te gustaban las Yamaha, con la nueva WR te sentirás mejor que nunca. En las trialeras empuja con fuerza desde abajo, con una suavidad encomiable, donde la electrónica aporta la dulzura necesaria en el enduro.

Ahora la WR trepa con mayor agilidad, transmitiendo mejor y con mayor precisión las órdenes del piloto. Solo si nos quedamos enganchados o se nos cala, notaremos el peso. Y es que el chasis de la YZF 250 le sienta de maravilla, apoyado por unas suspensiones de las mejores del mercado, puestas a punto en este caso por la inmejorable mano de Cesc Ausió.

En zona de curvas y cronometradas, del mismo modo, nos encontramos con un gran avance respecto al modelo precedente. Ahora para competir con la Yamaha en enduro ya se puede hacer sin tocar nada. Siempre ha sido un modelo para el que hay múltiples preparaciones, pero a partir de este año el modelo de serie ya da mucho de sí y no hace falta tocar nada para tener una moto competitiva. Aunque ya sabemos que hay muchos técnicos y mecánicos que pueden mejorar y mucho cualquier mecánica, pero si ya se parte de una base sólida, como es el caso, el resultado promete ser espectacular.

Con este nuevo modelo, Yamaha recupera terreno en el mundo del enduro, será bienvenido por los incondicionales de la marca, que valoran como nadie la calidad de fabricación y la fiabilidad, seguro que despertará el interés de otros muchos. Razones no les faltan, ya que la WR450F vuelve a estar en parrilla de salida.

Más Pruebas de motos

Iniciamos con algo de retraso la temporada de pruebas 2018 con un modelo muy querido por todos los públicos. A su vuelta hace unos años ya afirmamos... [...]
Cuando ya apuntan las novedades del 2018 os ofrecemos la prueba de esta poderosa máquina de enduro. Con unos cambios tan importantes como en el resto... [...]
Esta cilindrada fue durante muchos años una de las categorías del Europeo de Enduro, cuando todavía no existía el campeonato del mundo. Siempre fu... [...]
Cuando en 2007 KTM sacó a la venta la primera versión de este modelo fue un antes y un después en esta categoría. Con permiso de la hasta ahora re... [...]
Desde su aparición la 450 de KTM ha sido siempre una de las joyas de la corona, una enduro en la que se han esmerado como la que más. Un modelo que ... [...]
Ver más entradas