Comprar

KTM 350 EXC-F modelo 2018. Una joya para todos los públicos.

Iniciamos con algo de retraso la temporada de pruebas 2018 con un modelo muy querido por todos los públicos. A su vuelta hace unos años ya afirmamos que esta cilindrada nunca debió desaparecer y sus resultados, tanto en competición como en las tiendas está a la vista. Argumentos poderosos los tiene a raudales y seguro que nunca deja a nadie indiferente, es difícil sacarle pegas y menos a esta KTM, que lo tiene todo para triunfar.
KTM 350 EXC-F modelo 2018. Una joya para todos los públicos.
Eficiencia para todos los públicos en una enduro de lo más versátil.
Cuando el año pasado se remodeló al completo la gama KTM de enduro, la 350 se convirtió sin duda en un modelo nuevo. Este año, con la llegada de las TPI de inyección dos tiempos parece que les ha tocado el turno a ellas recibir más atención, mientras que las 4T de la marca austriaca reciben las pertinentes mejoras para mantenerlas, como es habitual, en la cresta de la ola.

Comenzamos esta vez por el motor, tal y como comentamos el año pasado, está derivado del portentoso hermano pequeño, el 250 EXC-F, pero que cuenta con unos bajos y entrega de potencia más similares a su hermana mayo la 450. Cabe destacar el pequeño tamaño del propulsor, compacto y con un excelente centrado de masas que le otorga un peso de solo 28,5 kg. algo que contribuye de modo decisivo en la manejabilidad del conjunto.

Cuenta con doble árbol de levas en cabeza, con válvulas de titanio e inyección electrónica Kevin de 42 mm. Dispone de cambio de seis marchas, con un sensor de posición de la palanca conectado a la centralita, encargado de sincronizar la curva de potencia en caso momento. Incorpora de serie eje de balance para eliminar vibraciones.

El embrague es el conocido de diafragma DDS, que tan excelente resultado está ofreciendo en los últimos modelos de la marca.

Siguiendo con la parte ciclo, el chasis de acero al cromomolibdeno, pintado en negro, está complementado por un subchasis de aluminio, muy ligero y resistente, que tiene un peso de solo 900 gr.

Las pletinas de dirección, con un offset de 22 mm. permiten regular la posición del manillar en cuatro posiciones diferentes, para configurarse para todos los gustos y tallas. Abrazan la horquilla WP Xplor de 48 mm., ya estrenada el año pasado, pero con nuevos settings. Recordad que permite el reglaje separado en ambas botellas, siendo una la de extensión y otra la de compresión, algo que se puede realizar con la mano.

Para completar el conjunto de suspensión el amortiguador WP, montado cómo no en el habitual PDS, dispone de doble pistón, proporcionando una gran resistencia y sensibilidad en su recorrido.

El habitual manillar Neken de diámetro variable, anodizado en negro, incorpora puños Odi vulcanizados. Los cubremanetas en blanco y negro, de dos piezas, siendo la negra de mayor resistencia y la blanca de superior elasticidad, con un sueño muy novedoso. Respecto a la carrocería, se mantienen las formas del año pasado, si bien el blanco queda solo reservado a las placas, que dan acceso muy fácil y sin herramientas al filtro de aire. Combinando en el resto el negro y el naranja.
KTM 350 EXC-F modelo 2018. Una joya para todos los públicos.
Llega el deseado momento de la prueba y… da gusto olvidarse del starter y de la palanca de arranque, sobre todo los que no estamos dotados por la naturaleza de una gran estatura, pero también los más altos lo agradecerán en situaciones comprometidas y de difícil equilibrio.

Una vez alcanzada la temperatura ideal, las marchas van siendo engrasadas con precisión, en un cambio que podemos definir como ejemplar, tanto en su tacto como en las relaciones, sin apreciar ningún salto entre marchas.

El motor estira que es una delicia, respira con auténtica soltura, con una subida de vueltas que no dejará a nadie indiferente, incluso los más acérrimos defensores del dos tiempos, encontrarán en esta KTM 350 EXC-F una compañera de aventuras infatigable.

Pulsamos el motor mágico y ya ni nos acordamos de la palanca, que a estas alturas, dada la eficiencia del sistema, ya nos queda tan lejana como la manivela de arranque de los antiguos automóviles.

Esto me recuerda a tiempos muy lejanos, en los que un amigo tenía una KTM 520 EXC, con la que la marca se estrenaba en el arranque eléctrico, y cada vez que lo pulsaba tenía sus dudas, aunque siempre se ponía en marcha la sobra de la duda pasaba por nuestras cabezas.

Después de unos meses de sequía, por fin ha llovido y nos ha dejado el terreno con una adherencia óptima, de esas veces que se agarra el taco al suelo permitiendo unas inclinadas dignas de Marc Márquez, que por cierto, además de iniciarse en el enduro sigue practicando. Algo que no nos extraña a ninguno.

Una vez alcanzada la temperatura de funcionamiento las marchas van entrando de un modo impecable, demostrando cómo se elabora una relación de cambio excelente, que permite sacar todo el partido a un vigoroso motor 350 cc. que rebosa vitalidad en todo momento. Una vez metidos en faena entramos a por las curvas apoyados en un moto que transmite una gran alegría y optimismo. Incluso los más acérrimos defensores del dos tiempos se encontrarán a gusto con esta mecánica.

Y ya que hablamos de los dos tiempos tiene una ligereza más propia de estos que de otros cuatro tiempos. El bajo peso y poco nivel de inercias la convierten en un arma de lo más eficaz. Cambia de dirección en perfecta conexión con nuestro cerebro, pudiendo abrir o cerrar la trazada en el último momento si así se lo transmitimos. De un modo fácil e intuitivo que nos da la máxima confianza para ir arañando segundos al crono.

En los primeros kilómetros apreciamos la horquilla como algo lenta de recuperación, para nuestro gusto, una parada de unos seguros y… sin quitarnos los guantes, aumentamos el rebote en dos clics en la parte superior de la horquilla, uno de compresión y en poco tiempo, la dejamos perfecta. Si tienes dudas en cómo personalizar tus suspensiones, da un repaso a los artículos que hemos publicado en nuestra web y te darás cuenta que es más fácil de lo que pensabas.

Es un gusto comprobar que las marcas cuidan la accesibilidad a los reglajes, sin tener que emplear herramientas y tirarnos al suelo. Todo son facilidades para que saquemos el máximo partido a la mecánica.KTM 350 EXC-F modelo 2018. Una joya para todos los públicos. El caso es que con los nuevo settings de horquilla, tanto la WP Xplor, como el amortiguador trasero de la misma marca, ya estrenado el año pasado, cumplen con nota, demostrando una gran sensibilidad en el primer tercio y un gran aplomo en los grandes impactos como saltos, piedras, etc.

Haciendo trialeras se mueve con soltura. Sus 105 kg. en vacío y un conjunto de lo más equilibrado nos hacen fácil lo difícil. Si bien no tenemos esa rotundidad en bajos de una 450, sí podemos presumir de buena potencia en la zona baja de las revoluciones. Colaborando de modo muy especial en las rectificaciones y en las salidas de puntos comprometidos con buena tracción.

Siempre tenemos ese extra de potencia que te soluciona los problema y te hace sonreír dentro del casco. La KTM 350 EXC-F y nosotros sin duda nos sentimos un gran equipo.

A la hora de frenar los Brembo hacen detenerse a la moto con buen tacto, si bien el año pasado nos pareció que al trasero le faltaba un poco de mordiente, este año nuestra percepción ha sido distinta, sin que se haya notificado ningún cambio técnico.

Después de un recorrido mixto, de tercera marcha donde casi vamos en modo “monomarcha” dosificando acelerador y frenos, con mucha piedra y zonas de curvas enlazadas, raíces y bastantes obstáculos, una zona que parece ideal para esta moto, vamos llegando a zonas más rápidas pero con mucha curva.

Allí se defiende a placer, con una potencia controlada, pero decisiva, aplicando al suelo la caballería sin complejos, pero de un modo eficaz. Resulta una gozada pilotar de pie, controlando la derrapada a placer, flexionando las rodillas y cambiando la presión de una a otra estribera esta increíble enduro resulta implacable y, casi sin darnos cuenta, vamos en vuelo rasante, pero con todo bajo control.

Cuando aparece de repente un charco o una zanja imprevista, hacemos subir la rueda delantera y volvemos a sonreír dentro del casco. Parece que la han diseñado para nosotros en exclusiva, pero no nos engañemos, eso le sucederá a todo el que la pruebe. Es sin duda un acierto seguro para todos.

Más Pruebas de motos

Iniciamos con algo de retraso la temporada de pruebas 2018 con un modelo muy querido por todos los públicos. A su vuelta hace unos años ya afirmamos... [...]
Cuando ya apuntan las novedades del 2018 os ofrecemos la prueba de esta poderosa máquina de enduro. Con unos cambios tan importantes como en el resto... [...]
Esta cilindrada fue durante muchos años una de las categorías del Europeo de Enduro, cuando todavía no existía el campeonato del mundo. Siempre fu... [...]
Cuando en 2007 KTM sacó a la venta la primera versión de este modelo fue un antes y un después en esta categoría. Con permiso de la hasta ahora re... [...]
Desde su aparición la 450 de KTM ha sido siempre una de las joyas de la corona, una enduro en la que se han esmerado como la que más. Un modelo que ... [...]
Ver más entradas