Comprar

Prueba KTM EXC 250. El gran potencial de una enduro ganadora.

Este modelo siempre ha estado en la cresta de la ola. Sus éxitos tanto en ventas como en competición han sido notables, pero con la adopción del arranque eléctrico, el cambio de seis marchas y nuevos retoques en el motor, la colocan en un puesto de lo más destacado. Se trata sin duda de una de las mejores enduro de dos tiempos de la historia. Nacida para ganar.
Prueba KTM EXC 250. El gran potencial de una enduro ganadora.
El gran acierto de KTM en el 2011 la coloca la EXC250 en lugar muy destacado.
La KTM EXC 250 siempre ha destacado por sus buenas cualidades, su ligereza ¡solo 103 kg. en vacío! y manejabilidad son excelentes. Sin embargo, la incorporación de una marcha más nos permite aprovechar aún más el exquisito motor de dos tiempos.

La marca austriaca ha trabajado a fondo en él, modificando cilindro, pistón y nuevos reglajes de carburador, completando el conjunto con un nuevo silencioso. El resultado ha sido un motor mucho más aprovechable, con una gran mejora en la entrega de potencia.

Si bien la cifra total de caballos ha bajado respecto a años anteriores (casi 46 CV. en el 2009), siendo ahora de 43 CV, la EXC 250 es más rápida y efectiva que nunca. Siguiendo las tendencias del enduro actual, tiene una suavidad impensable hace unos años, podemos abrir gas en lugares que antes tendríamos una reacción más salvaje y descontrolada, lo que sin duda nos hará ganar muchos segundos al crono y cometer menos errores.

Si hay quien desea un comportamiento más crossero, siempre puede recurrir a cambiar los muelles de la válvula de escape y el conector del encendido para obtener el resultado deseado, modificando así la curva de potencia. A nuestro entender no hace falta tocar nada, esta KTM está más “Ready to Race” que nunca.

Las suspensiones siguen siendo confiadas a material White Power. Con un diámetro de barras de 48 mm. delante y 300 mm y un recorrido de 335 mm. atrás, donde se mantiene un PDS cada vez más efectivo.

En cuanto a la carrocería, se vuelve a insistir en el naranja de la marca, mucho más vistoso que el negro dominante en el 2008 y 2009. El depósito de polietileno es ahora traslúcido, con lo que tendremos una cómoda vista del nivel de gasolina, un detalle que siempre se agradece.

La incorporación ¡por fin! de cubremanetas y protector del manillar, Neken como en versiones anteriores, será de agradecer por los aficionados, que ya no tendrán que comprar a parte estos imprescindibles equipamientos. Lógico en una moto de casi 7.000 euros. Ya solo nos falta el cubrecárter.
Prueba KTM EXC 250. El gran potencial de una enduro ganadora.
Llega el momento de la puesta en marcha, tiramos del starter y en esta ocasión comenzamos una nueva era: en vez de dar a la palanca apretaremos el botón. ¡Por fin! ya era hora, así deberían ir equipadas también las dos tiempos.

Vale, vale de acuerdo, ya sabemos que a palanca arrancan muy bien las motos modernas, pero cuando estás en una trialera, en una de esas posiciones que para arrancar necesitarías medir 2,30 y además vas cansado, de verdad que se agradece. Lo mismo que si has calado la moto en una crono en plena carrera. Para los que, debido a nuestra estatura, es complicado arrancar incluso en plano resulta una virguería y un nuevo argumento a favor del 2T.

Al arrancar por primera vez el sonido del motor de arranque nos desconcierta un poco, nos da una primera y afortunadamente errónea impresión de que no tiene mucha fuerza, no suena como el arranque contundente de una 450.

Sin embargo, después de usarlo todo el día no ha fallado ni una sola vez. Incluso en alguna ocasión, al calar la moto en una trialera, hemos dado un toque inmediato al mágico botón y no hemos perdido ni la inercia que necesitábamos. Excelente pues, sobre todo teniendo en cuenta que la ganancia de peso es mínima.

Una vez el motor ha alcanzado la temperatura óptima de funcionamiento nos ponemos en marcha. Responde de un modo fantástico, compartiendo una respuesta contundente con una suavidad y dosificación del gas impensable hace unos años, donde la apertura de la válvula de escape comenzaba el inicio del descontrol, algo que inquietaba a muchos usuarios. Esto promete grandes sensaciones...

Comenzamos a enlazar unas curvas tras otras, comprobando la gran agilidad de la que siempre ha gozado este modelo. Da igual el radio de la curva, amplias y rápidas o ratoneras y muy cerradas, la respuesta es siempre impecable, transmitiendo total seguridad.

Con el terreno en impecable estado, con el grado justo de humedad para ofrecer la mejor tracción, las tumbadas son increíbles. Prueba KTM EXC 250. El gran potencial de una enduro ganadora. Sólo cuando el terreno es más escarpado, con rocas y piedras, apreciamos un tarado de suspensión algo duro para nuestro peso y nivel, es como si le faltara la siempre deseada sensibilidad en el primer tercio de recorrido, incluso al rodar a fuerte ritmo hemos apreciado algún movimiento en el tren delantero.

Sin embargo, ambas suspensiones están muy bien equilibradas, por lo que también deducimos que, de haber dispuesto de más tiempo, con una buena puesta a punto, estos problemas simplemente desaparecen, prueba de ello es la confianza que la KTM EXC 250 nos ha transmitido en todo momento.

Lo cierto es que con esta moto me he sentido más piloto, he rodado más rápido que con muchas otras a un ritmo que solo te lo permite una moto con la que te sientes plenamente identificado. Al abrir gas seguro que he puesto cara de niño malo. Tanto es así que mis compañeros de salidas ha sido unánimes... ésta es tu moto. Sorprendente, para alguien cuya moto habitual, desde hace años, es una cuatro tiempos.

¿Cómo podría ir de rápido con la suspensión adaptada a mi gusto? Llego incluso a preguntarme qué pasaría después de una temporada completa con ella.

Cuando llegan las trialeras la sensación se mantiene. La moto naranja sube con toda precisión por el sitio que piensas, sin latigazos, con el motor por la mano, eres tú quien manda. Surcos, piedras, escalones, da igual, la moto cambia de dirección, sube y trepa con solo insinuarlo.

La ligereza del conjunto y por tanto el bajo nivel de inercias, la convierten en un arma demoledora en estas circunstancias. Por tanto los fanáticos de las trialeras extremas tienen grandes argumentos para decidirse por ella. Además si te quedas parado ¡tienes el mágico botón! siempre dispuesto a continuar.

A la hora de detener sus impulsos, el conjunto Brembo funciona de maravilla (discos flroeados de 260 mm delante y 220 mm detrás), aunque prefiramos el tacto de unos Nissin, la potencia y dosificación que se consigue con el material frenante de esta KTM nos parece perfecto. Incluso el freno trasero, que tendía a bloquearse en mi KTM EXC250F del 2007, resulta de lo más eficaz.

En resumen estamos ante una gran endurera, que si bien antes ya estaba entre las mejores, ahora va a hacer trabajar mucho a la competencia, que ya puede ir pensando en incorporar el botoncito a sus máquinas. KTM ahora se lo ha puesto más difícil. En las próximas pruebas de los modelos de dos tiempos de este año veremos cómo queda la cosa.

Con las mejoras en el motor y el cambio, serán muchos los que mirarán a la moto naranja con otros ojos, algunos incluso de verdaderos enamorados de la nueva EXC 250. Queda mucha cuerda para los dos tiempos. En el futuro incluso deberán pasar las homologaciones disponiendo de inyección electrónica, pero no nos cabe duda de que los ingenieros serán capaces de superar todos los retos, tal y como siempre han hecho.

Más Pruebas de motos

Iniciamos con algo de retraso la temporada de pruebas 2018 con un modelo muy querido por todos los públicos. A su vuelta hace unos años ya afirmamos... [...]
Cuando ya apuntan las novedades del 2018 os ofrecemos la prueba de esta poderosa máquina de enduro. Con unos cambios tan importantes como en el resto... [...]
Esta cilindrada fue durante muchos años una de las categorías del Europeo de Enduro, cuando todavía no existía el campeonato del mundo. Siempre fu... [...]
Cuando en 2007 KTM sacó a la venta la primera versión de este modelo fue un antes y un después en esta categoría. Con permiso de la hasta ahora re... [...]
Desde su aparición la 450 de KTM ha sido siempre una de las joyas de la corona, una enduro en la que se han esmerado como la que más. Un modelo que ... [...]
Ver más entradas