Comprar

Prueba KTM 450 EXC 2013. Nuevo récord de grandes cualidades.

Probamos la versión 2013 de una enduro que nunca dejará de sorprendernos. Aunque su presencia en el mundial quede en segundo plano por la 350 EXC, en KTM no dejan de ir puliendo, como si un diamante se tratara, las portentosas cualidades de un modelo ejemplar.
Prueba KTM 450 EXC 2013. Nuevo récord de grandes cualidades.
Nada se resiste a las grandes cualidades de la KTM 450EXC.
Porque lejos de conformarse con tener una de las mejores 450 del mercado, después de la gran remodelación del año pasado, donde recibió prácticamente todo nuevo, desde el motor al chasis, el afán de superación de la marca austriaca no conoce límites. Eso hace que siempre se encuentren en primera fila, “Ready to Race” como muy bien dice el slogan de la marca.

Siempre que voy a recoger la unidad de este modelo digo lo mismo: “vengo a por la que siempre va bien”. Cierto es que se trata de una de las niñas mimadas de la marca.

Al margen de renovaciones totales, como el año pasado, en KTM siempre van arañando unos gramos aquí y allá, que si en el nuevo basculante, bujes mecanizados CNC, cárteres más pequeños, nuevo embrague con campana de una sola pieza (DDS) más ligero, fiable, compacto y resistente.

Todo ello contribuye a un peso muy lejos de la categoría de solo 111 kg. casi el de muchas dos tiempos de la competencia. Algo que en marcha se nota y mucho más cuando cambiamos de una moto a otra, y no solo a la hora de moverla en parado en una trialera, sino que en movimiento las inercias que se generan son por tanto inferiores.

Volviendo a la descripción técnica, la culata, de árbol de levas en cabeza dispone de dos válvulas de admisión en titanio, siendo las dos del escape de acero. La alimentación corre a cargo de inyección electrónica EFi Keihin de 42 mm., toda una garantía de fiabilidad.

Entre las ventajas de la inyección destaca la autoregulación en función de la altitud a la que nos encontremos y de la humedad del ambiente, algo que puede variar y mucho durante nuestras salidas endureras. Llama la atención lo contenido del volumen de este motor. Hace unos años no hubiéramos creído que se trataba de un 450.

En cuanto a las suspensiones, reciben un nuevo aceite que mejora la sensibilidad y el funcionamiento en marcha, los retenes también son nuevos. El chasis estrenado el año pasado, sigue siendo un prodigio de ligereza y estabilidad. Mientras que el basculante, con un PDS que ya no genera dudas, tiene el compromiso justo entre flexibilidad y la necesaria rigidez torsional.

La plástica es igual que el año pasado, manteniendo el depósito traslúcido de 9,5 litros. Las gráficas sí han cambiado, son ahora más atractivas, recordándonos a los modelos del 2000, si no nos equivocamos, llevando el logo en color plateado, resultando más alegres y modernas.
Prueba KTM 450 EXC 2013. Nuevo récord de grandes cualidades.
A pesar del frío invernal la puesta en marcha resulta inmediata, ya no tenemos que buscar aquél incómodo tirador del aire que casi no obligaba a bajar de la moto para buscarlo. La inteligente inyección Keihin se encarga de todo, sea cual sea la presión atmosférica, temperatura, humedad, etc. Un toque al botón mágico y adelante.

Esta vez hemos tenido suerte y nos encontramos el terreno ideal para la práctica del enduro, con una adherencia óptima para sacar a pasear los CaVallos del la EXC, además en una de las épocas del año en las que hacer enduro es un placer para todos lo sentidos, incluso el de la vista ¡qué bonito está el campo!

El nuevo embrague de diafragma, asistido con una bomba Magura, funciona a la perfección. Además tiene como ventaja adicional que amortigua el golpe a la transmisión y esta al sufrir menos durará más tiempo.

La frenada está encomendada de nuevo a material Brembo de gama alta, que tanto nos gustó el año pasado, con buen tacto y potencia en ambos trenes, siendo además muy dosificable, creemos que será difícil mejorar en este apartado de tan bien como lo hemos encontrado.

Desde la primera pistonada el motor ya transmite buenas sensaciones, es decir una excepcional suavidad combinada con un gran poderío a cualquier régimen. La subida de vueltas es contundente, a través de una curva de potencia de lo más lineal, nos catapulta a toda velocidad hacia el siguiente giro o simplemente nos lleva de paseo.

Sí, así podemos describir su comportamiento, apto tanto para los endureros que quieren destrozar el crono o dejar atrás sin contemplaciones a sus amigos más picajosos, o para esos otros, que son muchos, que simplemente quieren una moto amiga, que les saque de los apuros, en la que encuentren potencia aunque se hayan despistado un momento.

Aunque la cifra de potencia es sin duda la más alta de la categoría, la 450 EXC es como el Dr. Jekill o Mr. Hyde, lo que su piloto desee. cambiando de una a otra personalidad a sus órdenes.

A la hora de moverla también sorprende ¡qué ligera es! comparable incluso a muchas 250 dos tiempos. Es ahí donde literalmente vapulea a la competencia. La diferencia entre sus 112 kg anunciados y el peso de otras marcas, con la moto en marcha y con las inercias que se generan, sobre todo en curvas y cambios de dirección se nota y mucho, la KTM se muestra sin lugar a dudas superior en este apartado de modo indiscutible.

Compartimos prueba con la 250 EXC dos tiempos de la marca, que marca a su vez 104 kg. Es decir, ocho de diferencia con la 450, o lo que es lo mismo el peso que aventaja esta misma con la mayoría de su competencia y lo cierto es que se nota y bastante. Para ello no hace falta ser un piloto de élite, cualquiera puede apreciarlo.

Es por eso que nos encontramos ante un arma de lo más eficaz, tanto en zona de curvas como en las trialeras, donde su poderoso y bondadoso motor se brinda de nuevo como un gran aliado para superar todo tipo de dificultades. No hay obstáculo que se le resista.

Cuando llegamos ante un imprevisto, como un escalón al salir de un giro, una gran rodera atravesada en nuestra trayectoria, siempre sentimos de nuestra parte una energía inagotable. Un pequeño golpe de gas y aprovechando nuestra técnica, todo es fácil. Siempre tenemos un margen de maniobra para suplir nuestros errores o para ganar unos segundos decisivos.Prueba KTM 450 EXC 2013. Nuevo récord de grandes cualidades. En las zonas más complicadas podemos ir buscando el punto exacto donde acelerar y buscar inercias para cortar en los de menor adherencia y superarlos limpiamente, ya sean raíces embarradas o resbaladizas rocas.

Admite sin problemas una conducción en marchas largas, casi sin cambiar, siempre encontramos una respuesta dulce pero poderosa. Al retorcer más el puño nos encontraremos con una pura sangre, si te crees capaz de acabarla o estás entre los primeros del mundial o eres un fantasma. Mucho se ha hablado del PDS desde su aparición, sus ventajas e inconvenientes, pero lo cierto es que cada vez funciona mejor. Entre gente no habitual de la marca incluso esperaban que tras la aparición de las bieletas en las motos de cross de marca de Mattighofen, se incorporasen a la gama de enduro, cosa que no ha sucedido.

Esto tiene una explicación técnica y otra de marketing, la primera es que las ventajas de peso contenido, bajo mantenimiento y mejor tracción resultan ideales para enduro. En la segunda es que muy posiblemente la aparición de las bieletas tenga que ver con la gran importancia del mercado de motocross americano, donde la cifra de unidades vendidas es superior al continente europeo.

Parece ser que el público americano no acaba de ver con buenos ojos un PDS al que los endureros ya no somos capaces de encontrarle pegas. Su respuesta es excelente.

En esta ocasión íbamos rodando por una de esas pistas de enlace en las que el paso, fundamentalmente de vehículos de cuatro ruedas, va dejando baches cada medio metro, muy seguidos, en los que se suelen formar charcos. Algo que hace 10 años hubiera sido casi un martirio con una 520, con esta moto fue un mero trámite, cargamos un poco el peso atrás y gas a fondo, parecen desaparecer.

Lo que sí nos sorprendió es que el mismo tramo con la 250 EXC de dos tiempos, aunque se comportó muy bien, no parecía ir tan aplomada, aunque pensamos que se debió tanto a la diferencia de peso como al diferente reglaje de la dos y medio.

No constituye ninguna sorpresa el afirmar que estamos ante una moto apta para un buen abanico de aficionados. En cuanto se tiene una cierta experiencia y control del gas resulta una montura tan agradable como competitiva, bien sea para endureros que gustan de una respuesta dócil, con pilotaje en marchas largas, o de quieres desean una moto rápida para competición, que no hace ascos para rodar por pistas a altas velocidades e incluso salidas desérticas, donde podemos contar con depósitos de mayor capacidad en el catálogo de Power Parts de la marca.

Como a todo le tenemos que buscar pegas, le haremos la crítica de siempre: ¡que feas son las tijas de serie! parecen de cemento. Ya sabemos que las hay opcionales, anodizadas en negro o naranja, pero por lo que cuesta una moto tan bonita, lo cierto es que desmerecen.

Enhorabuena KTM, una vez más habéis dado en el blanco, una magnífica enduro la KTM 450 EXC.

Más Pruebas de motos

Iniciamos con algo de retraso la temporada de pruebas 2018 con un modelo muy querido por todos los públicos. A su vuelta hace unos años ya afirmamos... [...]
Cuando ya apuntan las novedades del 2018 os ofrecemos la prueba de esta poderosa máquina de enduro. Con unos cambios tan importantes como en el resto... [...]
Esta cilindrada fue durante muchos años una de las categorías del Europeo de Enduro, cuando todavía no existía el campeonato del mundo. Siempre fu... [...]
Cuando en 2007 KTM sacó a la venta la primera versión de este modelo fue un antes y un después en esta categoría. Con permiso de la hasta ahora re... [...]
Desde su aparición la 450 de KTM ha sido siempre una de las joyas de la corona, una enduro en la que se han esmerado como la que más. Un modelo que ... [...]
Ver más entradas