Comprar

Prueba Husqvarna WR125 modelo 2011. Explosión de juventud.

En esta ocasión probamos la más pequeña de las Husqvarna, una máquina pero que muy eficaz, ideal tanto para iniciarse en el enduro y convertirse en un piloto como para reverdecer los laureles y las ganas de pilotar de los más veteranos. Con ella nos sentimos rejuvenecer. Aquí te explicamos las razones.
Prueba Husqvarna WR125 modelo 2011. Explosión de juventud.
Maravillosas sensaciones las que nos produce pilotar la Husqvarna WR125
Todavía no se ha enfriado en el garaje el motor de la moto italiana. Limpio el vaho del espejo después de una ducha y me sorprendo, me veo con más pelo y con menos canas, incluso las incipientes arrugas, o lineas de expresión como se llaman ahora, parece que han desaparecido. Además tengo la sensación de que soy mejor piloto. Sospecho que la pequeña WR125 tiene la culpa de todo.

Antes de nada comenzamos la descripción. Estéticamente sigue la linea de sus hermanas las TE250, TE310 que tanto nos gustó, y las WR250 y WR300 de dos tiempos. Con ellas comparte plástica de muy buena terminación, con adhesivos en tecnología In-mold, patentada por la portuguesa Polisport.

Chasis blanco, que como habréis visto en las fotos ya cambia en los modelos 2012 por el negro, manillar Magura acabado en negro y muy cómodo en sus formas. Nos sorprende la ausencia de cubremanetas, imprescindibles del todo para nosotros, aunque el departamento de prensa nos afirma que de serie están incluidos.

Al igual que el resto de la gama las suspensiones son Kayaba, con 48 mm de diámetro de horquilla, de 300 mm de recorrido y regulable en compresión y extensión. Detrás el monoamortiguador montado sobre bieletas da un recorrido de 296 mm.

Respecto al brioso motor 124,82 cc, de 54x54 mm de diámetro por carrera, decir que está alimentado por un carburador Mikuni TMX de 38 de difusor. Aunque nos ha gustado sus respuesta, después de la prueba nos llegamos a preguntar cómo iría con un Kehin, considerado el Rolls Royce de los carburadores. Lleva como es norma en la cilindrada cambio de 6 marchas y arranque a pedal.

Los frenos son Brembo en ambos, de tipo wave con 260 mm de diámetro el delantero y 240 mm el trasero.
Prueba Husqvarna WR125 modelo 2011. Explosión de juventud.
Llega el momento de arrancar y la anchura de la palanca, en la zona donde apoya la bota nos parece un poco corta, con lo que nos cuesta un poco arrancar, aunque uno debe reconocer que nunca ha sido un hacha en esto del arranque por pedal.

Cuando metemos introducimos la primera y soltamos el embrague, nos damos cuenta de lo mucho que han evolucionado las motos de esta cilindrada. Hay bajos y para nada son aquéllas motos supernerviosas de antaño, que pedían siempre gas y más gas o no daban nada.

Llevar la WR125 es una experiencia agradable y una vez ha tomado temperatura el motor de lo más divertido. Invita a ir subiendo marchas a toda velocidad, es una mecánica alegre y divertida a la que le gusta la marcha con la que, cuando nos damos cuenta, estamos yendo pero que muy deprisa.

Cuando llegamos a las primeras curvas, la precisión de su chasis, seña de identidad de la casa de Varesse, se hace notar y gira con facilidad sin perder el aplomo, abrimos gas sin contemplaciones y notamos cómo la rueda delantera despega del suelo con alegría y bajo nuestro control, algo que resulta muy útil en zonas rizadas y rotas, ya que así no repercute en el tren delantero. La confianza que nos da nos lo permite. Aunque nuestro nivel no es el de Salminen o el de Antoine Meo nos hace sentir la mar de buenos.

Sean curvas rápidas o lentas, responde con precisión y el bajo nivel de inercias nos permite un paso por curva endiablado, podremos abrir gas antes y de un modo más contundente que en otras cilindradas. La posición de conducción, ya sea de pie o sentado, también contribuye a ello. Prueba Husqvarna WR125 modelo 2011. Explosión de juventud. En cuanto a las suspensiones Kayaba, ya probadas en otros modelos, en este caso, tal vez por el menor peso de la moto o más bien por la falta de rodaje, nos ha parecido algo falta de sensibilidad en el primer tercio de recorrido de la horquilla, pero no dudamos que una vez rodadas y bien puestas a punto se trata de un buen material.

A la hora de subir trialeras, hemos de aprovechar la ligereza de la pequeña Husqy para subir con decisión, nos permitirá errores sin descabalgarnos, por lo que compensaremos las diferencias frente a mecánicas más poderosas. Podremos hacer cosas impensables que éstas no podrían permitirse, solo te pedirá confianza y ganas de pilotar. Además cansa mucho menos.

Resumiendo tenemos que decir que se trata de una 125 de lo más competitivo, apta no solo para los que empiezan, sino también para todos aquellos que quieren sentir en todo momento el control sobre su moto, que disfrutan sabiendo que son ellos los que dominan a la moto. Incluso aquéllos veteranos que sientan ganas de rejuvenecer no quedarán defraudados.

Como ya hemos comentado más veces, todos los endureros deberían tener alguna vez una 125, enseñan a tener más precisión en la conducción, a ir más atentos con el cambio, el acelerador y el embrague. Tras un tiempo con una de ellas, cuando se conduce una moto de otra cilindrada, se siente un cambio cualitativo pero que muy grande. Si tu elección es esta Husqvarna WR125 tendrás grandes posibilidades de que así sea.

Más Pruebas de motos

Iniciamos con algo de retraso la temporada de pruebas 2018 con un modelo muy querido por todos los públicos. A su vuelta hace unos años ya afirmamos... [...]
Cuando ya apuntan las novedades del 2018 os ofrecemos la prueba de esta poderosa máquina de enduro. Con unos cambios tan importantes como en el resto... [...]
Esta cilindrada fue durante muchos años una de las categorías del Europeo de Enduro, cuando todavía no existía el campeonato del mundo. Siempre fu... [...]
Cuando en 2007 KTM sacó a la venta la primera versión de este modelo fue un antes y un después en esta categoría. Con permiso de la hasta ahora re... [...]
Desde su aparición la 450 de KTM ha sido siempre una de las joyas de la corona, una enduro en la que se han esmerado como la que más. Un modelo que ... [...]
Ver más entradas