Comprar

Prueba Husqvarna TE511.Nuevos aires para una gran marca.

Llega el turno a la más grande de las Husqvarnas, en una cilindrada donde la marca de origen sueco, afincada en Italia y de capital alemán, siempre ha brillado con luz propia, en muchos casos marcando el camino a seguir.
Prueba Husqvarna TE511.Nuevos aires para una gran marca.
La excelente capacidad de tracción es uno de los grandes atractivos de la TE511.
Mucho ha llovido desde aquéllas míticas 510 que pilotaran con éxito Sven Erik Jhonnson, Thomas Gustavsson y en nuestro país Valentí Fargas entre otros. Desde siempre Husqvarna ha tenido una presencia tan constante como exitosa en la categoría máxima. Aquéllas enduro, más apta para hombres-lobo que para endureros normales, marcaron una época.

La presente máquina representa un nuevo cambio de rumbo en la firma de Varesse. Hace apenas un par de años BMW apostaba fuerte en una cilindrada en la que no se vio recompensada por los éxitos. La entrada de Juha Salminen, el piloto de enduro más laureado de la historia, en sus filas provocó muchos cambios. Como no podía ser de otra forma con alguien tan profesional y voluntarioso, los resultados, esta vez positivos comenzaron a llegar.

El año pasado en A Peroxa (Ourense) en el nacional de enduro, debutaba la nueva TE449, cuyo cambio más evidente y espectacular fue sin duda el nuevo chasis, totalmente nuevo. Del modelo de origen BMW, en la parte ciclo, solo se mantiene en él el piñón de salida coaxial y la situación del depósito y el filtro de aire.

El motor sí es en cambio una evolución del BMW de origen, si algo está muy bien realizado lo lógico e inteligente es aprovecharlo y el motor de las G450 desde luego es un gran motor, como veremos más adelante en la prueba dinámica.

Comenzando por la estética no se puede negar que la TE511 tiene un aspecto de lo más impactante y moderno. El conjunto de una pieza tapas laterales y tapas del depósito-radiador, en color rojo de la marca, utilizan como ya en el año pasado, la tecnología in-mold, patentada por Polisport, que garantiza la resistencia de las gráfica, salvo las específicas de la denominación del modelo, se ve que por cuestión de reducir costes.

Los guardabarros perfilan muy bien el diseño de la moto, siguiendo sus lineas, las del gran faro halógeno, si bien su forma es posible que cuando el barro es excesivo, pueda llegar a acumularlo sobre el propio guardabarros algo más de lo normal.

Desde luego no se puede negar que los acabados de esta moto están por encima de los habituales en las motos de campo. Sencillamente impresionantes, por lo que se adivina la mano de BMW por detrás.

Cuenta con un asiento, muy largo, acaba por un extremo casi en la pipa de dirección, y en la parte trasera en el tapón de gasolina, que tiene esta ubicación debido al cambio de situación del depósito, ahora debajo del asiento, y del filtro de aire, que pasa a ocupar el lugar de aquél.
Prueba Husqvarna TE511.Nuevos aires para una gran marca.
A los mandos encontramos un manillar Magura ,acabado en negro, sobre el que se monta el display habitual, con llave de contacto. Los frenos tanto delante como detrás son Brembo de la generación presentada ya el año pasado y de un buen comportamiento en toda circunstancia.

El precioso chasis blanco combina a la perfección con los colores de esta moto haciéndola muy vistosa. Llama la atención que en la parte donde llevamos los pies, debido al eje coaxial, es un tanto ancha aunque para ser sinceros, una vez en marcha ni nos hemos acordado de este detalle.

Equipa detrás amortiguador Kayaba, con bieletas y delante una excelente horquilla también Kayaba de cartucho, que en la unidad de pruebas gozan de una puesta a punto perfecta, al menos para nuestro nivel de pilotaje. Con una excelente capacidad de absorción en todo tipo de utilización.

El escape Akrapovic de serie, sale por el lado derecho y está un tanto expuesto a las caídas, debido a la carrocería un tanto minimalista.

El cilindro de 490 cc. está inclinado hacia adelante, mostrando una preciosa culata roja que ya nos gustaría que montara el resto de la gama. Un detalle un tanto Ferrari, pero de lo más estético. Está alimentado por inyección electrónica, responsable en buena medida del suave comportamiento de esta mecánica. El cambio recibe seis marchas, una más que las BMW G450 del que procede.

La puesta en marcha resulta impecable. El arranque eléctrico funciona a la perfección. Por cierto, carece de pedal de arranque. El sonido se muestra, como debe ser, muy discreto, buen trabajo el de Husqvarna y Akrapovic en este apartado.

A los mandos resulta muy acertada y cómoda la posición de conducción, tanto de pie como sentado. Incluso la parte más ancha del chasis, peajes que hay que pagar por el eje coaxial, no resulta incómoda como esperábamos, sino que pasa desapercibida tras los primeros metros.

La primera sensación que recibimos a sus mandos es, siguiendo las tendencias actuales de las grandes cilindradas, de una suavidad fantástica, la inyección electrónica Kehin se encarga de ello.

Señalar de paso que en el concesionario Husqvarna pueden cambiar el mapeado de la inyección para modificar el comportamiento del propulsor, lo que nos hace pensar es que en este caso dispone de una entrega “suave”, algo que siempre agradecemos en firmes deslizantes y de poca adherencia, tan frecuentes en enduro.

Una de las mejores características de esta moto, es que se trata de una E3 bastante “humana” es decir, no hace falta ser un culturista para rodar con ella. En todo momento nos parece dulce y noble, lo que redunda en que podemos ir a buscarle las cosquillas sin que estemos reventados por el cansancio a las dos horas.

Otro elemento diferenciador es la capacidad de tracción. El eje coaxial, tan comentado y ensalzado tanto por la marca como por sus primos de BMW, tiene en ello una de sus principales argumentos a favor. La cadena mantiene siempre la misma tensión, con ello consigue una capacidad de tracción muy alta. Los tirones si lo hay no se aprecian jamás. Cada milímetro de acelerador girado se transmite de modo directo a la rueda sin derrapadas incontroladas ni extraños. Prueba Husqvarna TE511.Nuevos aires para una gran marca. Al principio incluso se percibe una sensación un tanto sorprendente, pero se obtiene una gran eficacia motriz y docilidad. Sin duda la nueva Husqvarna hace que los tacos se claven como garras al suelo.

Desde luego si pretendemos ayudarnos del deslizamiento de la rueda trasera en ocasiones, como puede ser la salida de los ángulos más cerrados, deberemos inclinar más la moto (para apoyar menos huella de neumático) y a un tiempo cargar más peso en el tren delantero. En cualquier caso es cuestión de adaptarse a sus peculiaridades.

En las trialeras, esta capacidad de tracción resulta desde luego una gran ventaja, facilitando mucho las cosas al endurero. Es también en ellas donde el sistema nos quitará un recurso a la hora de subir escalones. El golpe de embrague con el fin de dar un fuerte tirón a la cadena y que esto comprima la suspensión, aquí no tendrá efecto, no hay tirón. Por tanto este recurso de pilotaje deberemos reemplazarlo por otro. (ver http://www.librodelenduro.es/?contentid=69) Está claro que los pilotos de la marca así lo hacen.

Cuando abordamos este tipo de zonas, apreciamos que el desarrollo tal vez para un pilotaje medio resulte un poco largo, pero es algo que el usuario puede solucionar cambiando el piñón de salida o la corona para adaptarlo a su gusto.

Mención especial merece el chasis, fruto de las aportaciones de su gran piloto estrella Juha Salminen, que eliminó para siempre el chasis digamos “poco ágil” de las G450. La TE511 entra pero que muy bien en las curvas, sin perder el aplomo del que gozaban los antecesoras alemanas. La cosa está muy clara, en la marca de la H coronada siempre han sabido hacerlo tan bien como el mejor y este es un ejemplo más de ello.

Incluso en los cambios de dirección se muestra precisa y rápida, teniendo en cuenta la cilindrada y un peso que podemos calificar como “medio” dentro de la categoría. El apoyo de unas excelentes suspensiones completa una parte ciclo de lo más conseguida.

Si exprimimos el motor la Husqvarna corre como cabría de esperar en una moto de la marca. Las recuperaciones son muy buenas y el motor sube con alegría de vueltas. Pilotar esta moto en marchas largas sobre un firme deslizante es de lo más divertido, además se hace con una seguridad y control fuera de toda duda.

Para finalizar el ensayo no queda sino asegurar que la marca de Varesse ha iniciado un camino propio, distinto de otras enduro de su categoría. Nos ha transmitido un buenas sensaciones y pensamos que tal vez está más al alcance de una mayoría de endureros que otras, al ser menos cansada, aunque algo menos poderosa que sus rivales. En cualquier caso el comprador decide.

Más Pruebas de motos

Iniciamos con algo de retraso la temporada de pruebas 2018 con un modelo muy querido por todos los públicos. A su vuelta hace unos años ya afirmamos... [...]
Cuando ya apuntan las novedades del 2018 os ofrecemos la prueba de esta poderosa máquina de enduro. Con unos cambios tan importantes como en el resto... [...]
Esta cilindrada fue durante muchos años una de las categorías del Europeo de Enduro, cuando todavía no existía el campeonato del mundo. Siempre fu... [...]
Cuando en 2007 KTM sacó a la venta la primera versión de este modelo fue un antes y un después en esta categoría. Con permiso de la hasta ahora re... [...]
Desde su aparición la 450 de KTM ha sido siempre una de las joyas de la corona, una enduro en la que se han esmerado como la que más. Un modelo que ... [...]
Ver más entradas