Comprar

Prueba Gas Gas EC300 2012. Nuevos aires para una endurera ejemplar.

En Gas Gas en los últimos tiempos han cambiado muchas cosas, siempre han contado con buenos pilotos, pero desde la entrada de Iván Cervantes hay cosas que han cambiado para mejor. Ya el fichaje del tarraconense nos avisó que la marca iba a por todas. La nueva gama del 2012 es una buena prueba. Con un aspecto impecable, en acabados y una estética de lo más moderno y bonito del mercado. Pero hay muchas más cosas y más importantes.
Prueba Gas Gas EC300 2012. Nuevos aires para una endurera ejemplar.
Un nuevo chasis excelente y un aspecto impecable dicen mucho de la nueva Gas Gas
Muchos la habréis visto en fotos, en las distintas webs, revistas, etc. pero lo cierto es que si ya os dio buenas vibraciones, en directo gana mucho más. Tiene aspecto de una moto moderna, con una plástica hasta minimalista, en una combinación de texturas y colores blanco, rojo y negro que rezuma calidad por todos lados. ¡Qué bonita es!

Hasta el basculante está cubierto por adhesivos que si aguantan con el uso resultan un buen recurso para que nuestra moto resista bien el duro trato al que la someteremos. Se mire por donde se mire se ha trabajado y mucho para ofrecer un producto avanzado y puntero, capaz de competir con lo mejor del mercado.

Lo primero que llama la atención y desde luego es la más grande novedad, es el nuevo chasis, pintado en rojo, que sustituye al ya veterano. Se trata de un elemento más rígido y con mayor capacidad para recibir impactos.

Esto se traduce, de cara al usuario, en una mayor precisión y confianza, pudiendo rodar más rápido que con el anterior chasis perimetral. Tal vez haga la moto menos cómoda, pero pretender comodidad en este deporte a veces es incompatible con la eficacia. El caso es que lo hemos notado superior al anterior. Un cambio que merece la pena.

El anterior subchasis también ha pasado a la historia, siendo sustituido por uno de material plástico, que parece más resistente.

Se ve que han estudiado a fondo también la ergonomía. la posición de conducción ha mejorado y permite total libertad de movimientos, sobre todo teniendo en cuenta que el depósito, traslúcido, ha ganado un litro de capacidad, llegando a unos generosos 10’5.

El filtro del aire es el mismo que los modelos precedentes, lo mencionamos porque la prevista sustitución de éste elemento por uno más moderno de tipo cartucho y rápida extracción, parece que dio más problemas técnicos de los previstos, por lo que en Gas Gas, decidieron retrasar la producción unos meses.

Hay que destacar este hecho, de una gran honestidad, si bien les ha costado perder las ventas iniciales, no han querido comprometer el modelo, prefiriendo asegurar la fiabilidad, algo que dice mucho de la filosofía de la marca, para ofrecer un producto puntero y, de eso estamos seguros, han encontrado el camino.

Comenzando desde abajo esta vez, calza neumáticos Metzeler sobre llantas Takasago Excel anodizadas en negro, el mismo color del pequeño cubrecarter de plástico que incluye de serie.

Siguiendo con el motor, dispone de nuevas tapas de encendido y embrague, de diseño mucho más moderno, por cierto, este elemento también ha sido sustituido por uno más fiable y con mayor resistencia a la fatiga.

También se ha trabajado en la palanca de freno, pasando ahora por dentro del eje del basculante, mucho más protegida de la anterior, al estilo de las KTM, pero si cabe aún más recogida y pequeña.
Prueba Gas Gas EC300 2012. Nuevos aires para una endurera ejemplar.
El motor no recibe ningún cambio aunque se encuentra en perfecta forma teniendo en cuenta su veteranía. Por cierto en esta ocasión nos encontramos con una puesta a punto excelente. Podemos elegir dos curvas de encendido, estando el interruptor detrás del radiador izquierdo, muy protegido. Otro buen detalle sin duda.

Siguiendo por las mismas latitudes observamos los nuevos protectores de chasis, con impecable aspecto.

El asiento también de nueva factura lo encontramos más bien tirando a duro, algo que nos gusta, los asientos blandos resultan hasta incómodos cuando se hace enduro de verdad. Las suspensiones son Sachs, de 48 mm. de diámetro la horquilla, con un recorrido de 300 mm.

Llegamos al momento de la verdad, la puesta en marcha resulta cómoda. Encontramos el starter en el manillar en una pequeña palanca. La excelente puesta a punto del motor hace que el motor cobre vida de inmediato.

Hay que señalar que la opción de arranque eléctrico también está disponible sin cargo, como es obvio, la presencia de la batería y el motor de arranque incrementa un poco el peso.

Cuando el 300 cobra vida apreciamos que el nuevo conjunto de escape: bufanda y silencioso, firmados por FMF, no solo mejoran el rendimiento, sino que el sonido nos parece enérgico, pero más contenido.

La bomba de embrague hidráulico es ahora Magura, con maneta retráctil, recordad que antes el material era el de la firma española AJP que desgraciadamente ha cerrado sus puertas después de muchos años de buenos productos. Permite un fácil accionamiento de un elemento el embrague que este año ha sido reforzado para atender a un uso más exigente.

Nada más insertar la primera se aprecian los fantásticos bajos de este propulsor y una buena progresividad según vamos empalmando marchas, algo ideal en el enduro. En las pistas más llanas apreciamos, como sucede en todos los dos tiempos de sus cilindrada unas vibraciones cuando vamos gas a fondo, que olvidamos cuando el terreno se pone más accidentado.

La posición de conducción, o el puesto de mando, según se quiera, es mejor que nunca en la marca, la nueva carrocería permite total libertad de movimientos.

Conforme vamos rodando y el terreno se va complicando percibimos los cambios en el chasis, ¡nos gusta! Se percibe más rígido, más capaz de transmitir las órdenes del piloto. Con el anterior, los endureros más racing se quejaban de un chasis que les resultaba “blando” en sus reacciones. Ahora la cosa ha cambiado y a mejor.

No solo es más rígido, sino que cuenta con una gran agilidad, se le nota como más telepático con las intenciones de quien la lleva, con reacciones más vivas y directas, lo que hace que podamos ir más deprisa con más confianza.

En cuanto a las suspensiones sin embargo, el tacto de la Sachs del modelo básico, nos resulta un tanto seco, falto de sensibilidad en las piedras y zonas más irregulares, si bien en buena medida las bondades del chasis aminoran este efecto. En cuanto a la suspensión trasera, también Sachs, nada que objetar, creemos que trabaja mejor que la delantera.Prueba Gas Gas EC300 2012. Nuevos aires para una endurera ejemplar. De lo que estamos seguros que es que la versión Racing, con material Marzocchi de cartucho delante y Ohnlins detrás tiene que ser mucho más efectivo.

Hay que puntualizar en este apartado, no todo el mundo es igual de exigente, para una gran mayoría es más que suficiente. Ahora bien, si te gusta roscar el mango sin piedad, si la presencia de obstáculos “te pone” y vas a marcar tiempo la cosa cambia.

Lo que si hemos podido comprobar es que sin duda se trata de uno de los mejores chasis del mundo. Ágil, preciso y estable en toda circunstancia, los cambios de dirección son rápidos e intuitivos incluso en zonas muy reviradas con todo tipo de curvas.

Por si fuera poco, el aplomo en curva y en rectas bacheadas es pero que muy bueno. Gran cambio con este chasis. Si tienes una Gas Gas de las anteriores no la pruebes... te costará la pasta.

Durante la prueba, que hemos compartido con nuestro compañero Javier, un tipo muy rápido en curvas, hemos puesto a prueba sus cualidades y bien a fondo, no en vano iba pilotando una 125 en un recorrido plagado de todo tipo de curvas, donde sacar ventajas a una moto grande no es tan fácil y ha sido sorprendente, hemos mantenido el tipo pero que muy dignamente sin perder su estela.

Llegamos a las zonas más trialeras, en esas donde, desde siempre, las Gas Gas 300 se desenvuelven como pez en el agua. Sacar partido de la excelente respuesta de propulsor es muy fácil.

Se puede subir a ritmo tranquilo, con un empuje constante, que puede aumentar de modo proporcional al giro del acelerador cuando la circunstancia lo requiere, permite errores y dudas, sabemos que tenemos un as en la manga y nos sacará del apuro.

Cuando queremos subir o bajar a ritmo de Iván Cervantes, o al menos intentarlo, no os defraudará, tiene toda la energía necesaria para ello.

Colocando el interruptor en la posición “lluvia” o sea la de la nube, tendremos la mayor progresividad, es con el que nos hemos encontrado más a gusto, incluso en seco, donde “el otro” , o la posición sol nos da una respuesta más contundente y enérgica, pero no tan aprovechable cuando la adherencia está más comprometida.

Encontramos una excelente motricidad, sintiendo lo que muchos forofos de la cilindrada llaman un “tres tiempos”, una respuesta entre los dos tiempos, más enérgicos y de respuesta más inmediata y los cuatro tiempos más dosificables.

Como conclusión podemos decir que en Gas Gas han decidido dar un golpe de timón y, por lo que vemos, en la dirección correcta. Ha elaborado una moto muy atraciva, bien terminada y con el valor añadido de un chasis más rígido y endurero. Si el anterior os gustaba este lo hará mucho más.

Puestos a pedir mejoraríamos la respuesta de la horquilla delantera y tal vez el peso, pero estamos seguros de que la marca está en ello. El avance visto este año nos lo demuestra.

Más Pruebas de motos

Iniciamos con algo de retraso la temporada de pruebas 2018 con un modelo muy querido por todos los públicos. A su vuelta hace unos años ya afirmamos... [...]
Cuando ya apuntan las novedades del 2018 os ofrecemos la prueba de esta poderosa máquina de enduro. Con unos cambios tan importantes como en el resto... [...]
Esta cilindrada fue durante muchos años una de las categorías del Europeo de Enduro, cuando todavía no existía el campeonato del mundo. Siempre fu... [...]
Cuando en 2007 KTM sacó a la venta la primera versión de este modelo fue un antes y un después en esta categoría. Con permiso de la hasta ahora re... [...]
Desde su aparición la 450 de KTM ha sido siempre una de las joyas de la corona, una enduro en la que se han esmerado como la que más. Un modelo que ... [...]
Ver más entradas