Comprar

Prueba Gas Gas EC250F cuatro tiempos. Una grata sorpresa.

Después de probar esta enduro podríamos pensar que es un titular adecuado, pero no, el combinar la excelente parte ciclo de las EC de Gas Gas y un motor tan probado y contrastado como el 250 4T de Yamaha resulta una endurera de lo más fascinante.
Prueba Gas Gas EC250F cuatro tiempos. Una grata sorpresa.
El control que proporciona la nueva Gas Gas 4T nos permitirá rodar muy rápido.
La firma gerundense llevaba años detrás del proyecto, desarrollando motores propios de esta cilindrada, que llegaron a ser probados en competición de la mano de Marc Puigdemont. La incertidumbre del mercado y el no querer cometer errores, les ha llevado a optar por la incorporación del motor japonés de probada solvencia. Esta fórmula de motores foráneos ya se realizó en los primeros tiempos de la marca, donde se incorporaron motores TM italianos y Cagiva, para después desarrollar el exitoso motor de dos tiempos de las EC.

Comenzamos pues por la parte ciclo, común a las EC 125 de la marca. El nuevo chasis, algo más ligero que el anterior y con un perfil diferente, que permite mayor rigidez con menor espesor de metal, representa una nueva evolución con un excelente resultado. S bien el aplomo delantero y la estabilidad en todo tipo de curvas ya era marca de la casa, ahora tiene una mayor agilidad, obteniendo sin duda uno de los mejores chasis del mundo del enduro.

Las suspensiones, en el caso de la pequeña cuatro tiempos, llevan la Marzocchi Shiver de 45 mm, con barras con tratamiento de nitruro de titanio, una horquilla habitual en las Gas Gas de los últimos años, que siempre ha destacado por su buen rendimiento. El monoamortiguador trasero es un Sachs de última generación con reglajes en extensión, compresión y en precarga de muelle, idéntico, al menos en apariencia, al que equipan también las Husqvarna.

Los frenos, como es habitual recurren al excelente material Nissin, sin dudarlo, al menos para el que escribe, los mejores frenos del mercado. El delantero muy potente, requiere buen tacto, proporcionando con ello una frenada impecable, digna de la alta competición. Los discos son Galfer de tipo Wave en ambas ruedas, de 260 mm. delante y 220. mm el trasero

El embrague hidráulico lleva una bomba AJP, con un tacto muy bueno, si bien para nuestro gusto con el recorrido un poco corto, lo mismo que mi KTM EXC250F. Sobre este lleva una leva para facilitar el arranque en caliente, aunque la mayoría de las veces no es necesaria. Equipa de serie unos bonitos y efectivos cubremanetas Hebo, algo que debería copiar alguna marca, ya que en enduro resultan imprescindibles y todo el mundo los monta.
Prueba Gas Gas EC250F cuatro tiempos. Una grata sorpresa.
Pasando al motor, un Yamaha que según nos informan es el mismo que llevaban las WR250F del 2006, toda una garantía de eficacia y fiabilidad. Además en la industria auxiliar hay una gran variedad de accesorios para potenciarlo de acuerdo a nuestros requerimientos, escapes, colectores, árboles de levas más cruzados, cilindros de 300 cc. En pocos motores encontraremos tal variedad de piezas especiales.

El carburador es un Keihin FCR de 37mm de difusor (38mm en las 2T de la marca). La nueva moto equipa, como siempre en Gas Gas, depósito de expansión del líquido del radiador.

En la báscula da 110 kg., poco más que sus hermanas de dos tiempos, un poco por encima de la KTM, pero que en marcha se sentirá ligera y muy manejable.

Lo primero que llama la atención de la nueva Gas Gas es su acertada estética, común a toda la gama de enduro este año, con la plástica en negro y adhesivos, de buena calidad, combinando el rojo y el blanco. Recordar también que existe en opción una plástica en blanco, de lo más atractivo.

Las formas son diferentes, más recogidas y minimalistas, lo que unido al nuevo perfil del chasis de dan un aspecto más ligero y dinámico.

El faro es halógeno, de buena potencia y el piloto trasero es ya de leds, con lo que por fin se acabaron las eternas bombillas fundidas por las vibraciones propias del enduro.

No cabe duda que en cuanto a estética, este año los responsables de la firma de Salt han acertado de lleno. Las nuevas motos entran por los ojos y es difícil sacarles pegas. Sí que mejoraríamos la tornillería, sería de agradecer que estuviera más unificada, para no tener que usar tantas llaves allen, fijas, atornilladores, etc.

Después de la descripción pasamos a la prueba dinámica. Las grandes lluvias de este invierno nos lo ponen fácil a los que nos encanta retozar en el barro. Es más el primer día de la prueba había un barro superblando y resbaladizo ideal para poner a prueba las facultades de la EC250F.

El arranque, tanto en frío como en caliente, resulta inmediato. Del mismo modo la palanca, más corta que en la WR250F, que rara vez necesitaremos, resulta fácil de accionar.

Una vez en movimiento comprobamos que el nivel de ruido es muy bajo, por debajo de los límites legales, algo que si bien le puede quitar algún caballo, debe ser la tendencia si queremos pasar desapercibidos.

El silencioso Gas Gas de sección hexagonal resulta estéticamente muy acertado, aunque un poco restrictivo. Los bajos resultan buenos teniendo en cuenta la cilindrada, de gran ayuda en las trialeras, donde trepa con asombrosa facilidad.

Pero lo que más enamora de este motos es su potencia en medios, precisamente donde más se emplea el motor en una enduro. Su respuesta aquí es poderosa y muy plana, lo que lo hace muy aprovechable y eficaz. Prueba Gas Gas EC250F cuatro tiempos. Una grata sorpresa. En términos de potencia absoluta no es desde luego el más potente de la cilindrada, por debajo de KTM o de Sherco, sin embargo resulta sorprendente lo que se aguanta alto de vueltas. Parece que a este motor le encanta y gira arriba sin protestar todo lo que le pidamos. Quizá vaya un poco tapado, es como si llevase los caballos un tanto sujetos por las bridas, solo hay que ver cómo van las WR en competición, cuatro retoques y a volar.

Esto se traduce en que nos podemos ahorrar cambios de marcha en muchas curvas, llevando el motor a plena potencia de una a otra, lo que se traduce en una mayor velocidad y, metidos en una crono, ir arañando décimas de segundo en la crono.

Resulta una gozada rodar a buen ritmo con esta moto. Su soberbia parte ciclo tiene buena culpa de ello, transmite una gran seguridad. Da igual baches continuados, rocas y lo que te encuentres en tu trazada, la EC250F seguirá fielmente la trazada que tú le marques sin ponerte jamás en apuros.

Tengas el nivel que tengas, con esta enduro se puede rodar pero que muy rápido, su entrada en curva y la estabilidad en todo tipo de situaciones, unido al excelente motor te harán tener todo bajo control.

Para los más exigentes, es posible que noten el motor un tanto tapado, pero tranquilos, es muy fácil potenciarlo, además sin aumentar los decibelios por encima de la legalidad. En un principio habría que trabajar sobre la carburación, es posible que con una tapa de bomba de aceleración distinta a la serie y dispositivos tipo Power Now para el carburador, como los que comercializan Bud Racing y Mundo Talio, la moto ya gane muchos enteros.

En esta moto encontrarán su compañera ideal tanto pilotos noveles, como los ya expertos, muchos de los cuales vienen de los dos tiempos, más violentos siempre de respuesta, o que vienen de otras cilindradas superiores, que desde luego resultan mucho más cansadas.

No está de más recordar que todos aquéllos que vengan de motos más potentes, deberán cambiar el chip, en ellas si queremos rodar a ritmo, cortar gas significa en muchos casos bajar una marcha, por ejemplo si nos encontramos ante una zanja, un charco o un escalón, hay que estar más atento con el cambio y con el gas.

A cambio nos encontraremos con una moto que estará siempre bajo control, haciendo de ella lo que deseemos, que en realidad, salvo en largas pistas abiertas, llevaremos mucho más deprisa incluso que antes. Cuanto terminemos nuestra jornada además estaremos menos cansados.

Desde luego, por los poco más de 7.000 € que cuesta, por debajo de la competencia, tenemos una nueva opción que merece la pena y nos ha dejado excelentes sensaciones. Además, esa diferencia de precio respecto a la competencia nos deja un buen margen, siempre que lo necesiten nuestras exigencias, para potenciar nuestra moto con múltiples extras. Bien venida sea pues la nueva Gas Gas EC250F de cuatro tiempos.

Más Pruebas de motos

Iniciamos con algo de retraso la temporada de pruebas 2018 con un modelo muy querido por todos los públicos. A su vuelta hace unos años ya afirmamos... [...]
Cuando ya apuntan las novedades del 2018 os ofrecemos la prueba de esta poderosa máquina de enduro. Con unos cambios tan importantes como en el resto... [...]
Esta cilindrada fue durante muchos años una de las categorías del Europeo de Enduro, cuando todavía no existía el campeonato del mundo. Siempre fu... [...]
Cuando en 2007 KTM sacó a la venta la primera versión de este modelo fue un antes y un después en esta categoría. Con permiso de la hasta ahora re... [...]
Desde su aparición la 450 de KTM ha sido siempre una de las joyas de la corona, una enduro en la que se han esmerado como la que más. Un modelo que ... [...]
Ver más entradas