Comprar

KTM FreeRide 350 modelo 2014. La Trepadora implacable.

Primera evolución de la Freeride 350 presentada el año pasado. Siguiendo la norma de la casa, en KTM hay pulido un producto que parece que se va ganando su público entre los aficionados al off-road e incluso el respeto y ¿porqué no? incluso la admiración de los en principio los más escépticos: los endureros.
KTM FreeRide 350 modelo 2014. La Trepadora implacable.
KTM Freeride 350. Dispuesta a dar las más grandes satisfacciones en las más complicadas aventuras.








Bien es sabido que el concepto no es nuevo, los que tenemos más años recordamos las Bultaco Alpina y Montesa 247 y 348 trail, aunque más bien eran motos de trial más cómodas y con asientos de verdad, además de desarrollos más largos. Después vinieron las primeras Pampera de Gas Gas, la misma fórmula, pero guardabarros altos y algún detalle más.

Más adelante Beta sacó sus Alp, con 200 cc y una 400 con motor Suzuki que era un tanto pesada para su cometido. Gas Gas sacó su Halley 450, basada en las unidades que vendió a la Guardia Civil, una moto con buenas intenciones, pero que en la prueba nos dio la impresión de llevar un auténtico motor de enduro con suspensiones y frenos que no estaba a la altura del propulsor, muy endurero.

Por tal motivo se puede afirmar que en KTM han partido de cero. Con componentes específicos para este modelo. Si bien el motor es una remodelación muy profunda del 350 de las EXC, se ha adaptado a los nuevos requerimientos, haciéndolo más dócil todavía, y ganando en par motor, mientras que la potencia absoluta ha pasado a 25 CV, que si bien en cifras algunos pensarán que son pocos, en su nueva utilización has demostrado ser muy eficaces y jamás se queda corto.

Al margen de un nuevo cigueñal y otras mejoras encaminadas a mejorar la fiabilidad, lleva una nueva relación de cambio, en la que se ha acortado las primeras cinco marchas, mientras que la 6ª ha sido alargada un 10%, para ir más desahogada en pistas rápidas y carretera.

El nuevo embrague CSS va mandado por una bomba fórmula, habiéndose optimizado para mejorar en peso y resistencia. También se han incorporado nuevas pinzas de freno. Incorpora un doble silencioso que desde luego convierte a su motor en eso, en silencioso, siendo también responsable de la suavidad del mismo. Siempre es bienvenida la baja rumorosidad, cuanto menos nos oigan mejor.

Pasando al chasis de acero al cromomoliddeno, pintado en el color de la marca, incluye un subchasis mixto de acero y plástico, es en buena medida el responsable de la ligereza de este modelo, cuya plástica, muy estrecha, facilita en mucho los movimientos necesarios para acometer su terreno de caza particular: las trialeras.

La plástica lleva los gráficos impresos con tecnología in-mould, integrados en el plástico, lo que nos hace pensar en su origen Polisport, firma portuguesa que tiene la patente de esta tecnología.

Las suspensiones, que en un primer vistazo nos podrían parecer como "escasas" a los endureros, son unas WP especiales para esta gama que durante la prueba nos demostrarán precisamente lo contrario a esta primera inspección visual, ya lo vimos en el modelo 2013. Como las EXC incorporan PDS.
KTM FreeRide 350 modelo 2014. La Trepadora implacable.
Al tapón de gasolina se accede levantando con facilidad el asiento desde una pequeña palanca situada en el lateral trasero.

En cuanto a la estética, es sin duda bonita, con una apariencia amable, de niña buena, en una moto con grandes pretensiones aventureras. Una vez reposicionados los mandos a nuestro gusto, nos encontramos más cerca del suelo que en las enduro normales. Aunque también la altura al suelo será menor, la inferior distancia entre ejes compensará esta cualidad.

La puesta en marcha es por botón, por razones de peso se prescinde de la palanca, igual que en su día los automóviles acabaron suprimiendo la manivela de arranque. Conviene no tocar el gas al pulsarlo, no es necesario. La inyección Keihin se encarga de todo, economizando combustible de un modo que agradecerá nuestro bolsillo y la autonomía de los 5,5 litros de depósito de la Freeride.

De entrada, nada más ir empalmando marchas, percibimos una elasticidad muy grande, con una curva de potencia plana y llena, lo que promete grandes facultades trialeras a un tiempo que una gran docilidad.

Como no puede ser de otra manera, en esta ocasión nos dirigimos a una zona muy trialera, con mucha roca de todos los tamaños, escalones, senderos retorcidos y en muchos casos tupidos por la vegetación primaveral, donde más de una vez las impresionantes zarzas querrán atraparnos mientras la pequeña KTM blanca prosigue su escalada.

Acompañamos la prueba con una enduro de "las normales" por lo que no podemos resistir la tentación de ponerla a prueba en caminos más rápidos, de tercera y cuarta, donde todo hay que decirlo nos sorprende aguantando el tipo mucho más de lo que pensábamos.

Es más, en una ocasión, rodando rápido al salir de una curva nos encontramos la combinación escalón-surco-predruscos y... durante unas décimas de segundo, mientras estamos en el aire llegamos a dudar que estas suspensiones nos solucionen la papeleta.

Sin embargo, todo sucede con normalidad ¡llevamos una enduro entre las manos! Solamente en las pistas más rápidas se encontrará en inferioridad. Según se va complicando el recorrido y haciéndose más trialero, entraremos en territorio Freeride.

Será ahí donde le saquemos el mayor partido. Gira en un palmo, se levanta de modo muy controlado, el tacto de gas transmite nuestras órdenes de modo tan preciso como eficaz. Entre las piedras nos sentimos como auténticos pilotos de enduro extremo.KTM FreeRide 350 modelo 2014. La Trepadora implacable. Una vez bien entrados en faena y tomado el pulso a esta 350 nos encaminamos a una de nuestras trialeras preferidas. Una subida llena de piedras de todos los tamaños, con varias trazadas, muchas curvas y escalones en subida. Una de esas que nos entusiasman a los endureros.

En estas situaciones todos aquéllos por debajo de 1’70 cm. debemos subir con buen ritmo o nos quedamos ya que no tenemos la opción de remar y la opción de ayudarnos con los pies es escasa y muchas veces el intento se transforma en caida. Por tanto muy atentos, sin perder la inercia en ningún momento y a buen ritmo.

Es aquí donde la Freeride marca las diferencias. Las suspensiones nos han sorprendido, absorbiendo los obstáculos sin compasión. Solo requiere que elijas la buena trazada y mantengas la inercia y la tracción. El menor tamaño también ayuda a manejarla a placer mientras el motor siempre empuja con toda la suavidad y potencia que necesites.

Todo un placer devorar trialeras con ella. Además cansa poco. Sin dudarlo una máquina que hará las delicias de todos aquéllos para los que el enduro solo significa subir y bajar las más complicadas y duras zonas.También los que están hartos de pelear con motos altas y ultrapotentes, de cansarse lo indecible cuando se quedan enganchados.

Ya que hablamos de ello. Si bien la altura al suelo del carter, bien protegido por otra parte, es algo inferior a las enduro convencionales, manteniendo las inercias y con la facilidad de levantar la rueda que tiene, no representa jamás ningún inconveniente.

En las bajadas más complicadas encontraremos también una excelente aliada. Esta KTM desciende como una mountain bike. Cambia de dirección o frena en un palmo de suelo. Todo siempre bajo control.

Si tenemos que buscarle algún pero, lo encontraremos en que tal vez los radiadores estén un tanto expuestos en su parte inferior, sobre todo teniendo en cuenta la utilización que se dará a esta moto. Pero como todo está previsto, en el catálogo Powerparts de KTM, se incluye el recomendable protector, además de un sinfín de extras para convertir nuestra Freeride en algo más especial todavía.

Sin duda está claro que con esta máquina la firma austriaca a encontrado un hueco en el mercado e incluso en el corazón de muchos endureros, que encontrarán una gran amiga para sus más complicadas aventuras.

Más Pruebas de motos

Iniciamos con algo de retraso la temporada de pruebas 2018 con un modelo muy querido por todos los públicos. A su vuelta hace unos años ya afirmamos... [...]
Cuando ya apuntan las novedades del 2018 os ofrecemos la prueba de esta poderosa máquina de enduro. Con unos cambios tan importantes como en el resto... [...]
Esta cilindrada fue durante muchos años una de las categorías del Europeo de Enduro, cuando todavía no existía el campeonato del mundo. Siempre fu... [...]
Cuando en 2007 KTM sacó a la venta la primera versión de este modelo fue un antes y un después en esta categoría. Con permiso de la hasta ahora re... [...]
Desde su aparición la 450 de KTM ha sido siempre una de las joyas de la corona, una enduro en la que se han esmerado como la que más. Un modelo que ... [...]
Ver más entradas