Comprar

KTM EXC300 2014. Un modelo de eficiencia.

Llega a nuestras manos una de las enduro de KTM de más éxito. La máquina que llevan hasta sus últimas consecuencias pilotos como Melcior Faja, pero sobre todo un incontestable Nambotin en el mundial de E3. Veamos cuales son sus virtudes.
KTM EXC300 2014. Un modelo de eficiencia.
KTM continúa mejorando aún más una de sus preciadas joyas.
Más de uno se pregunta cómo es que en la categoría de superior cilindrada es coto privado de las dos tiempos, la última frontera donde se defienden en competición las mecánicas con mezcla.

La clave del éxito reside sin duda en la mayor ligereza de las 300, que son por otra parte menos cansadas de pilotar que las muy poderosas y exigentes 500. Cuando un piloto tiene ya una cierta experiencia y sabe dosificar el gas se puede afirmar que son más dóciles que las grandes cuatro tiempos.

Si a ello unimos la facilidad que tienen para adaptar estos motores a su gusto, la receta funciona.

El nuevo modelo incluye todas las mejoras de la marca en sus hermanas de cilindrada. La nueva plástica, que incluye nuevos guardabarros, muy estudiados no solo para tener mayor rigidez, sino también para acumular menos barro. Basta recordar que una moto de enduro, en una salida o en carrera con este elemento puede llegar a pesar ¡hasta 30 kg. más! Como verificamos en una ocasión después de una carrera.

Recibe un nuevo faro, con máscara nueva, en blanco. También nuevos cubremanetas, de dos plásticos diferentes, nuevos aletines del radiador. Destacamos también la nueva caja de filtro más estanca y con apertura más sencilla.

En la parte ciclo destacar la nueva bomba Brembo, con depósito más pequeño, encargada de accionar y dosificar un pistón de freno de menor diámetro para que las pastillas Toyo B169 muerdan el disco con la máxima eficacia.

Como no puede ser de otro modo, el motor ha sido optimizado para seguir, una vez más, siendo uno de los mejores de la categoría, tanto por su potencia como por su docilidad.

Se ha cambiado la caja de láminas por unas Boyesen de alto rendimiento. Al mismo tiempo se han optimizado la curva de encendido y la culata para una mejor respuesta en toda la gama. Se cambian también los desarrollos.
KTM EXC300 2014. Un modelo de eficiencia.
La nueva batería, más potente, contribuye a que si bien sigue disponiendo de palanca, nos olvidemos de ella para siempre. El arranque eléctrico se va convirtiendo en algo imprescindible. Actúa en todas las EXC directamente sobre el encendido.

Lo que sí echamos de menos, es en una máquina que sin duda hará mil y una trialeras en manos de sus usuarios, es un cubrecarter de plástico que si incluyen sus primas Husaberg y Husqvarna, pero también es algo más barata que éstas y la diferencia da para ello y más. Pero lo cierto es que si lo incluyera, aún incrementando en su valor el precio final de la moto, nadie se quejaría por ello. Pero bueno, la gente que calcula los costes y PVP tendrá sus razones.

Después del inevitable texto de la descripción técnica, nos dejamos de teoría y pasamos a la cuestión práctica, a la prueba de verdad, donde hay que comprobar la efectividad de todas las enduro.

Tiramos del starter y el arranque es instantáneo, ninguna duda al respecto. Toma la temperatura de uso con rapidez y como siempre, nos encontramos a gusto desde el primer momento. Nos hemos encontrado con una puesta a punto impecable. Una respuesta progresiva, dulce, pero salvaje si se lo pedimos.

Lo cierto es que nos a parecido “más picante” que su prima la Husaberg TE300, pero como siempre, no nos atrevemos a asegurarlo, a no ser que contásemos con ambos modelos de modo simultáneo y en el mismo recorrido.

Todos nos podemos encontrar unos días más agresivos en nuestro pilotaje o con más ganas de pilotar finos, con dulzura, sacando lo mejor de cada mecánica.

El caso es que la “tres tiempos” como les gusta llamar a muchos a estas motos, resulta muy progresiva, se deja llevar muy bien en marchas largas, con pocos cambios de marcha, jugando a la goma, pero también se siente muy a gusto cuando le retorcemos la oreja.

Subir las trialeras con esta moto es una maravilla. Su incomparable ligereza y agilidad se suman a un motor ejemplar. Unos bajos fantásticos y suaves nos hacen subir con comodidad a un tercio de gas, eligiendo la trazada, modulando su potencia según lo pida el terreno, con la seguridad de saber que ante un escalón u otro obstáculo imprevisto tendremos una respuesta rápida y contundente, pero dentro del control.

Incluso nos permitirá errores cuando vayamos algo despistados o faltos de fuerzas, tranquilos, ninguno de vuestros compañeros de salida reparará en ello, a no ser que lleve otra EXC300 . Ya sabéis que la confianza en vuestra moto otorga un plus a nuestra capacidad como pilotos. Con esta KTM desde luego uno va sobrado.

Si algo nos sorprende en los últimos tiempos en la marca naranja son las suspensiones. En plena “moda” de las horquillas de cartucho estas motos no la llevan y nos atrevemos a decir, sin dudarlo, que las WP que llevan estas enduro son de las mejores suspensiones, de serie, que hemos probado nunca.KTM EXC300 2014. Un modelo de eficiencia. El equilibrio con el tren trasero es encomiable, absorben las pequeñas irregularidades, esas que van fatigando nuestro cuerpo sin que nos demos cuenta, tan bien como los fuertes impactos a los que sometemos a nuestra máquina. Si tenemos que poner nota es sin duda la de sobresaliente.

En zona de curvas y cronos tenemos una vez más en la agilidad su mejor baza. Si nos apoyamos en el comportamiento del motor, podemos pilotar en marchas largas, jugando con el gas a placer. Siempre tenemos potencia disponible para salir incluso de los ángulos más cerrados.

Tal vez se mueva un poco más que otras motos de la competencia en las zonas más rápidas, pero en ningún momento es preocupante y queda sobradamente compensada por la agilidad.

Después de esta prueba no nos cabe duda que porqué es una de las motos más buscadas, sobre todo en esa clase de endureros, tan abundante, a los que apasionan todo tipo de trialeras.

La opinión del invitado Juan Díaz Botth:

Teniendo en cuenta que llevaba sin probar una KTM desde hace 5 años nunca he tenido una, solo puedo decir una palabra IMPRESIONANTE.

La evolución es bestial, tanto a nivel de motor como de chasis y suspensiones.

El motor empuja de maravilla, el primer golpe de gas es brutal para superar piedras o escalones, pero es que luego estira de una manera casi eléctrica y ya dependiendo de tus dotes de pilotaje, puedes volar por cualquier camino, a eso ayuda por supuesto un chasis y unas suspensiones que rozan la perfeción.

La horquilla se traga todo y da una sensación de aplomo total, no se si por caminos rápidos será igual pero en caminos los caminos trialeros por los que he rodado con ella, va muy bien y la suspensión trasera igual.

Tiene una manejabilidad y una posición de condución en la que te encuentras cómodo desde el primer momento estando todo en su sitio.

El arranque funciona de maravilla y como única pega destacaría que el consumo me ha parecido un poco alto. Creo que KTM tiene una moto para disfrutar tanto en competición, sin tener que tocar nada, como para salir a disfrutar del campo sin más.

Más Pruebas de motos

Iniciamos con algo de retraso la temporada de pruebas 2018 con un modelo muy querido por todos los públicos. A su vuelta hace unos años ya afirmamos... [...]
Cuando ya apuntan las novedades del 2018 os ofrecemos la prueba de esta poderosa máquina de enduro. Con unos cambios tan importantes como en el resto... [...]
Esta cilindrada fue durante muchos años una de las categorías del Europeo de Enduro, cuando todavía no existía el campeonato del mundo. Siempre fu... [...]
Cuando en 2007 KTM sacó a la venta la primera versión de este modelo fue un antes y un después en esta categoría. Con permiso de la hasta ahora re... [...]
Desde su aparición la 450 de KTM ha sido siempre una de las joyas de la corona, una enduro en la que se han esmerado como la que más. Un modelo que ... [...]
Ver más entradas