Comprar

Prueba KTM 250EXC modelo 2016. Un acierto seguro con la máxima efectividad.

Cuando se rumorea que muchas dos tiempos dejarán de producirse con la entrada de la normativa Euro4, la KTM 250EXC sigue más viva que nunca, demostrando una vez más las increíbles bondades de un modelo tan dócil como competitivo. Una cilindrada de lo más equilibrada, con una finura de funcionamiento envidiable.
Prueba KTM 250EXC modelo 2016. Un acierto seguro con la máxima efectividad.
KTM 250 EXC. Una enduro potente y dócil muy adecuada para todos los públicos con una cierta experiencia.
Recuerdo que fue allá por un lejano 2002 cuando probé la primera KTM 250 EXC, me encontraba en el fondo de un interminable cortafuegos que parecía terminar cerca del centro de la tierra, o al menos así me lo parecía. Yo llevaba poco tiempo con una Gas Gas EC125 y mi experiencia tampoco era para presumir. El caso es que la poca adherencia, tierra suelta y rocas me impidieron subir tras varios intentos.

Mi compañero de salidas, un gallego con mucha experiencia me cedió el manillar de su KTM 250 EXC y me dijo: suelta el embrague despacio, con confianza, con mimo, te sorprenderá porque casi sube sola. Así fue en efecto.

Más de uno se preguntará que a qué viene esto, ya que fue hace ya 14 años. Lo cierto es que la moto ha cambiado mucho, las mejoras son fantásticas, pero la filosofía del modelo sigue siendo la misma, es una máquina tan dócil como efectiva, apta para muchos públicos siempre y cuando se cuente con una cierta experiencia.

Como hemos comentado en pruebas anteriores, este 2016 no hay grandes cambios, sin duda a la espera de un 2017 donde ya veremos que si los fabricantes reaccionan e instalan la siempre deseada inyección electrónica y, además de contar con este adelanto tecnológico, consiguen superar con las mecánicas de dos tiempos la exigente norma Euro4.

Esto llevará consigo además una mejora en el consumo de combustible, menor contaminación, pero nos tememos que mayor precio por el coste de esta tecnología. La imagen de este año es todavía más moderna, llevando el naranja en el chasis que tan bien le sienta a la austriaca.

Cuando nos sentamos a los mandos, observamos montado sobre el habitual manillar Neken, ahora en negro, el nuevo display con el velocímetro, que mejora sus funciones siendo más cómodo y claro. Sobre él las habituales bombas de freno y embrague, de marca Brembo, que tan buen resultado y tacto proporcionan.

Frente a él encontramos la nueva máscara de faro, que vuelve al color naranja, más acorde con el conjunto estético. Se mantiene el depósito traslúcido con 9,5 litros de capacidad que ahora incorpora un tapón de nuevo diseño, por fin mucho más cómodo de accionar, ya el el anterior a veces se ponía un tanto cabezota y nunca supimos porqué.

Recordad que la plástica lleva los gráficos insertados con tecnología In-mould, con lo que no se despegarán jamás. Proporcionando una gran resistencia.

La principal novedad está en el nuevo eje delantero, que pasa de 26 mm de diámetro a 22 mm. Se reduce el peso, teniendo además unas nuevas actas de avance y lanzamiento de horquilla, que va protegida por nuevos protectores, en blanco, más ligeros y fáciles de limpiar, sin perder ni un ápice de su cometido.
Prueba KTM 250EXC modelo 2016. Un acierto seguro con la máxima efectividad.
Cambios como éstos además de mejorar el comportamiento de la parte ciclo, son los responsables de que año tras año las motos naranjas sean de las más ligeras del mercado. 102 kg en vacío es una cifra envidiable para la mayor parte de la competencia.

Volviendo a la horquilla, como no WP, está sujeta por las nuevas tijas, por fin en negro, ya nos liberamos de aquéllas de "cemento" que tan poco gustaban a la mayoría. El amortiguador trasero, montado sobre el habitual PDS, es de la misma marca, obteniendo una capacidad de respuesta cada día mejor.

Resulta sorprendente lo mucho que han mejorado las suspensiones WP en los últimos años, siendo la horquilla tradicional, es decir, no de cartucho, que a la vista del excelente comportamiento, tampoco le hace ninguna falta. Nos encanta la actual, una de las mejores de serie del mercado. Sin duda.

Las llantas Giant 7050 T6, ahora anodizadas en negro, llevan las cabecillas de los radios en aluminio, todo vale con tal de arañar unos gramos en la lucha contra el peso. Va calzada con los neumáticos Maxxis OEM, de óptimo funcionamiento. La frenada está encomendada a unos discos wave, mordidos por pinzas Brembo.

El motor, una de las joyas de la corona austriaca, toda una maravilla de finura y rendimiento, lleva incorporado encendido Kokusan, pudiendo incorporar conmutador que encontraremos en el amplio catálogo Power Parts de la marca. Lo que si viene de serie, como es habitual, es los tres muelles de la válvula de escape, pudiendo adaptar de modo fácil nuestro motor al uso o comportamiento que deseemos darle.

Pasamos pues a la prueba dinámica, la que en realidad importa, la de las sensaciones subjetivas, que viene a ser el resultado de todo el conjunto tecnológico descrito.

La puesta en marcha es impecable. Lejos quedaron ya aquéllos primeros arranques eléctricos, a veces titubeantes o dudosos. Es tan eficaz como puede serlo en cualquier coche o moto de carretera. Por si acaso, por si la batería está baja, seguimos disponiendo de la palanca de arranque. Por fortuna en toda la prueba no ha sido necesaria, algo que los de menor estatura siempre agradecemos.Prueba KTM 250EXC modelo 2016. Un acierto seguro con la máxima efectividad. Una vez alcanzada la temperatura, bajamos el estárter y nos disponemos a disfrutar de una de nuestras motos preferidas. Porque esta KTM 250EXC siempre nos arranca una sonrisa.

Según vamos empalmando marchas, el ya conocido motor muestra una progresividad y dulzura magníficas, con todo el mal genio que necesitemos en los momentos más racing. La parte ciclo responde mejor que nunca, con unas suspensiones sensibles en el primer tercio, pero capaces de afrontar los retos más fuertes, como saltos y trialeras muy rotas.

El equipo de frenada cumple a la perfección, es imposible sacarle un pero. Los Bembo cumplen con sobresaliente su cometido en tacto y eficacia.

Su estabilidad en linea recta hace olvidar épocas ya muy pasadas, donde los detractores de la marca la tachaban de excesivamente nerviosa, pero aquello ya forma parte del pasado, la 250EXC pisa firme, pero sin embargo no solo mantiene su ya comentada agilidad, sino que la mejora, es una verdadera comadreja en los cambios de dirección, interpretando nuestras órdenes de modo casi telepático.

De este modo las ruedas estarán y pasarán justo por el punto que nosotros deseemos. Todo está en nuestras manos, ya que es pero que muy obediente. Si a ello unimos la ya comentada progresividad y capacidad de respuesta del motor, en trialeras encontraremos un arma de lo más eficaz, otorgando al piloto una confianza sin límites, lo que reflejará sin duda en nuestra capacidad para afrontar los más complicados obstáculos.

Tanto es así que cuando uno pilota esta moto llega a pensar ¿la han hecho especial para mí? Sabemos que no es así, o mejor dicho, está pensada para un amplio espectro de pilotos, que se encontrarán la mar de a gusto con ella. Es una de esas máquinas con las que uno parece que lleva toda la vida haciendo enduro con ella.

Año tras año sigue subiendo escalones, perfeccionando una moto que podemos calificar como ejemplar, desde luego quien se atreva a criticarla es que no la ha probado.

Esperamos que con la llegada de la inyección en años venideros mejore aún más su rendimiento y lo que baje, eso siempre es bienvenido, el consumo, siempre superior al de sus hermanas de cuatro tiempos.

Cuando ya falta poco para la llegada de los modelos 2017, finalizamos el artículo de una moto que sin dudarlo es una de las más equilibradas de toda la gama y no queda sino decir, en este momento más que nunca: Larga vida al dos tiempos. NOTA: Lamentamos el retraso de esta prueba debido a graves problemas informáticos que ya han sido vencidos.

Más Pruebas de motos

Cuando se rumorea que muchas dos tiempos dejarán de producirse con la entrada de la normativa Euro4, la KTM 250EXC sigue más viva que nunca, demostran... [...]
No vamos a negarlo, dentro de cada endurero, incluso del más modesto, hay un tipo tremendamente competitivo. Que le gustaría, al menos en alguna ocasi... [...]
Desde siempre somos muchos los que preferimos esta cilindrada a muchas otras. Las 300 nos parecen demasiado enérgicas y las 125 demasiado estresantes.... [...]
Si hay una moto capaz de todo, de subir las trialeras como un campeón de enduro extremo o de imponer su ley en una crono, es sin duda la KTM 300 EXC. ... [...]
Probamos una de las motos de enduro que marcan el ritmo en el mercado, sobre todo entre los endureros, que son muchos, que más disfrutan en las más co... [...]
Ver más entradas