Comprar

Estuvimos en la Husaberg Academy Extreme.

El pasado 1 de diciembre, en un día que prometía frio, viajamos hasta Los Ángeles de San Rafael (Segovia) a un curso con Xavi Galindo. Uno de nuestros pilotos más técnicos y con más vocación docente. Desde luego mereció la pena.
Estuvimos en la Husaberg Academy Extreme.
Xavi Galindo siempre atento a pulir cada detalle en el pilotaje de los alumnos.
Nada más llegar en el punto de cita, el Hotel Trypp situado al lado de la urbanización, Xavi nos espera en el hotel junto a un desayuno. Allí, uno a uno se hacen las presentaciones, con objeto de que Xavi conozca más o menos el nivel de cada uno.

Allí observamos con sorpresa que la media de edad supera los treinta años, salvo en dos casos, si bien el nivel varía desde uno que se estrenó en enduro el miércoles anterior, al comprar su primera moto de la especialidad, varios aficionados a la carretera, fanáticos de los raids e incluso a Alberto, todo un veterano del campeonato de España.

Después de hacer su propia presentación, contándonos sus inicios trialeros para después pasar al motocross y finalmente recibir una oferta muy interesante que cambiará su vida para siempre al fichar por KTM.

Nos habla de la moto, principios de la puesta a punto de suspensiones, la importancia del juego muerto de la suspensión, lo importante es que antes de preparar una moto y cambiar nada hay que tenerlo claro para no “despreparar”, hacerlo también gradualmente, nunca muchas cosas a un tiempo.

Por lo general las motos de serie van ya muy bien. Al preguntar sobre las motos de cada uno vienen las sonrisas: la mayoría de los llegados de la carretera se ha comprado una enduro muy grande... y además con Akrapovic y sin tapón. Vamos el error típico que hemos cometido muchos que hacíamos virguerías por asfalto.

Cuando salimos hace frío, incluso comienza a nevar, por lo que las condiciones serán frías y resbaladizas, tendremos que afinar con el gas.

Comienzan las explicaciones sobre la postura básica encima de la moto, los cambios de pesos, mejorar la tracción y se empiezan a realizar ejercicios en un trazado con estacas. Los más expertos demuestran su buen hacer, también con algunos errores debidos al “miedo escénico”, y los menos trabajan para hacer algo que les parecía más sencillo.
Estuvimos en la Husaberg Academy Extreme.
Al final, gracias a las indicaciones de Xavi todo el mundo realiza la tarea con buenos resultados, incluso son varios los que aceptan el reto de Galindo de realizar el trayecto con una sola mano.

A continuación pasó a explicar la técnica para levantar y controlar la subida de la rueda delantera, usando para ello los recursos de la moto, como el embrague y el rebote de la suspensión.

En este sentido nos enseña lo fácil que resulta hacer rebotar la suspensión trasera dando un toque al freno trasero, acompañándolo de una flexión de rodillas, más de uno se quedará con la boca abierta de lo sencillo que es. Pasamos a ponerlo en práctica subiendo unas piedras, de distintos tamaños.

Insiste en que nadie haga nada que le resulte por encima de su nivel, el curso es apto para todos. Por tanto cada uno elige la roca con la que se sienta más cómodo.

En las más grandes deberemos picar la rueda con el borde de la roca para ayudarnos también con la compresión de la suspensión delantera, técnica que resulta la ideal para los escalones más grandes. Cuanto más alto sea más abajo debemos impactar con la rueda delantera.

El cuerpo y por tanto el peso, debe estar centrado, si está demasiado adelantado, la parte delantera de la moto bajará tan deprisa que podemos caernos.

Tras un pequeño recorrido por la zona llegamos al lugar elegido para el siguiente tema. Empleando la misma técnica nuestro monitor nos enseña cómo “volar” sobre los obstáculos. Se trata ante todo de hacer que la moto coja altura aprovechando el rebote de la suspensión.

Para ello, en una pequeña subida, Xavi aprovecha una pequeña piedra para comprimir antes la suspensión, con la ayuda tanto del toque del freno trasero como de la flexión de las piernas. Justo cuando la rueda delantera abandona el contacto con la piedra, con la colaboración de un pequeño golpe de gas y embrague, extendemos las piernas y ¡alehop! nuestra enduro vuela sobre el camino sin tocarlo.

Hacerlo tan bien como nuestro piloto es más difícil, pero a base de ensayar y repetir a conciencia, nos señala, llega a salir de un modo automático. Poco a poco comenzamos a ver resultados, para alegría de los cursillistas. Bien desmenuzada la técnica se asimila mejor y estas cosas se aprenden mucho más rápido de ese modo.

Pasamos después a una subida en la que se encadenaron varios giros cerrados, allí nos mostró la importancia de la movilidad encima de la moto, tanto para ganar tracción como para realizar los giros más cerrados. Por supuesto ver a Galindo realizándola toda a una rueda fue imposible de imitar, pero qué maravilla verle en acción. Sus dotes como trialero están bien marcadas en su estilo.

Llega la hora de las cronos, el momento esperado por los cursillistas más racing. Nos explica las distintas trazadas y aspectos a tener en cuenta. La grandes diferencias entre los pilotos amateur, que enseguida buscan en vértice de la curva y tienen trazadas más erráticas, que provocan que muchas veces se encuentren con la salida demasiado cerrada.Estuvimos en la Husaberg Academy Extreme. Nos pone como ejemplo lo que hacen en los regionales, en el nacional y en el mundial, donde siempre se buscan trazadas más abiertas, que dejen correr más la moto y aprovechar más la potencia del motor. Existe la creencia, muy equivocada que hacer derrapar la moto con el freno trasero ayuda mucho en las curvas, pero se desperdicia potencia y puede provocar además que la moto se quede clavada.

El tiempo apremia, por lo que después de practicar un rato en la revirada crono que nos han preparado. Allí a los más competitivos se les ve el plumero, mientras algunos dan unas vueltas por puro trámite, otros disfrutan a lo grande, incluso algunos de los más novatos, que muestran sus ganas de mejorar en todos los terrenos. ¡Ese es el espíritu que requiere el enduro!

Por supuesto a estas alturas el frío se ha olvidado, incluso a uno que se ha pasado el curso haciendo fotos, pero cuando uno lo pasa bien nunca hay incomodidades.

Realizados después un recorrido por la zona, guidados por José Manuel Maestre, sobre un bonito recorrido, muy variado y ratonero. Una lástima que el tiempo corra demasiado deprisa, lo estamos pasando a lo grande y además aprendiendo.

Finaliza el curso con una comida en el mismo hotel, en la que nos quedamos la mitad, resulta muy agradable, sobre todo teniendo en cuenta el tema de conversación: ¿adivináis cual es? -Pues sí, ese mismo- sin que nos interrumpa nadie.

Terminamos como siempre en todos los cursos, con una mayor afición por nuestro deporte, muchos más amigos y la siempre agradable sensación de que siempre tenemos muchas cosas que aprender. Tengamos el nivel que tengamos como endureros.

Foto2: Galindo nos enseña a hacer "volar la moto" sobre los obstáculos.

Foto3: Demostración práctica de las técnicas trialeras. ¡qué nivel!

Más Sobre Enduro

Uno de los momentos más temidos en el enduro son las bajadas. De ésas que cuando te acercas al borde da hasta vértigo porque no ves el inicio, sino... [...]
Ante la perspectiva de crisis siempre se dice que hay que ser previsor y contar con recursos suficientes para afrontarlas. Es algo que estamos viviend... [...]
Hace unos días coincidí con Juan Miguel, un veterano compañero de aventuras endureras que comenzaron hace ya bastantes años. Estuvimos rememorando... [...]
Un nuevo reto cumplido para el piloto chileno de KTM, Chaleco López, esta vez a los mandos de una KTM FreeRideE, con la E de Eléctrica, que demuestr... [...]
Desde el año 2009 aquí tienes, a tu disposición, todas nuestras pruebas. Da igual el motivo, si quieres informarte sobre cómo va un modelo que tie... [...]
Ver más entradas