Comprar

Enduro vs trial. Qué aporta la técnica de trial al enduro.

Desde hace tiempo son muchos los pilotos del trial que se han pasado el enduro con notable éxito: desde el ya retirado Stefan Merriman, pasando por Juha Salminen, Tadeusz Blazusiak, o la gran revelación de esta temporada, el genial Mario Román tienen brillantes orígenes trialeros. El porqué de su éxito está en su exquisita técnica y tacto a los mandos de sus motos.
Enduro vs trial. Qué aporta la técnica de trial al enduro.
El trial aporta una especial sensibilidad a los mandos de nuestra moto de enduro.
De hecho, incluso sus orígenes son comunes, se trataba de ir a un lugar a otro por difícil que fuese, por el único sitio que se podía, por los caminos, encima de una moto y divirtiéndose. De ese modo llegando a hacer fácil lo que parecía imposible, se fue convirtiendo en una gran afición.

Poco después, al irse definiendo los reglamentos, ambas especialidades se separaron. De hecho, nuestros endureros ISDE, tiene su origen en la más veterana de las pruebas de trial: Los Seis Días de Escocia, que ya han cumplido cien años.

En sus principios en nuestro país, era frecuente que los pilotos alternaran ambas especialidades, como Ignacio Bultó y Narcís Casas. Fuera de España el caso más representativo era Mick Andrews, toda una institución en el mundo del trial ¡y todavía en activo con más de 60 años!

Hace un tiempo Horacio San Martín de todotrial.com me contó una anécdota de hace ya unos años:

Ocurrió en la anual presentación de los modelos off-road de Honda, se probaban las novedades del año, acudieron, como no, todos sus pilotos oficiales. Rodaron con todas las motos y en un circuito a alguien e dio por tomar tiempos.

Cuando vieron los realizados por Dougie Lampkin (7 veces campeón del mundo del trial) los pilotos de motocross pensaban que se trataba de un error. Pero no, ver rodar al de la isla de Man con las CR fue todo un espectáculo. Algo que ha demostrado con las Beta en el mundial de enduro Indoor o en la más reciente Hells Gates donde consiguió la victoria absoluta por delante del otro piloto que finalizó: el también trialero Graham Jarvis.

Hay que señalar que por aquéllos tiempos, al piloto británico, en su momento de mayor éxito, ni se le pasaba por la cabeza probar el enduro.

Para muchos endureros, el trial es sinónimo de motos pequeñas, que se hace muy despacio y casi sin emoción. Los que lo han practicado o han ido alguna vez a una competición de trial saben que nada está más lejos de la realidad. Si hay una especialidad que necesite a partes iguales de técnica, equilibrio, tacto en los mandos y decisión y templanza, esa es el trial. Tanto es así que aquéllos que cambian de especialidad o prueban el enduro lo hacen genial.

Entre los aficionados a nuestro deporte, hay todo tipo de gustos y preferencias, pero uno de los más abundantes es el de aquéllos para los que el enduro es sinónimo de trialeras, es lo único que desean hacer y cuanto más complicadas mejor. Es más les importan un comino las cronos y sus cintas.

En cualquier caso, las aportaciones del trial a la modalidad off-road más completa y diversa son incuestionables.
Enduro vs trial. Qué aporta la técnica de trial al enduro.
La primera de ellas es sin duda el tacto a los mandos, gas, frenos y embrague que se requieren en trial, proporciona grandes ventajas al endurero, sobre todo en circunstancias con poca adherencia y muy críticas. El saber “cómo pisa la rueda trasera” y sentirla es de lo más útil, tanto al trialero como al endurero.

Las consecuencias de bloquear el freno en un momento inoportuno o dar demasiado gas ya las conocemos y, aunque no nos caigamos, el tener que empujar y remar producen un gran desgaste físico que debemos ahorrarnos.

Del mismo modo, el piloto de trial tiene un control mayor del gas, acelera lo justo en cada momento y deja de acelerar en el momento exacto.

El trialero siempre que acomete una zona visualiza las distintas trazadas y alternativas posibles ante cualquier imprevisto, esto le permite estar preparado en todo momento para corregir las reacciones de la moto.

Desde luego realizar “cambios”, como se denomina en trial al empleo de ambas suspensiones para colocar la moto de acuerdo con nuestras necesidades, no está al alcance de la mayoría y pocas veces veremos hacerlo, pero otras técnicas trialeras, como peraltar la rueda en una pared de roca para pasar por un paso estrecho, bloquear la rueda delantera para subir la parte trasera de la moto y colocarla donde deseemos ya son mucho más comunes.

Si estamos detenidos ante un obstáculo, en un lugar sin espacio para tomar inercia, como sucede muchas veces, resulta muy eficaz elegir la marcha adecuada (depende de la moto y su cilindrada) y acelerar con decisión con el embrague apretado, para después soltarlo con rapidez y bajo control. Al soltarlo de este modo, el motor pega un gran tirón de la cadena, que hundirá la suspensión trasera. Al extenderse ésta, se sumará ese movimiento ascensional a la fuerza del motor y resultará mucho más fácil subir. Esto sin duda lo habréis visto muchas veces en los triales indoor en televisión, resulta una técnica imprescindible en el trial y es de lo más útil.

Explicar las distintas técnicas trialeras no es el objetivo de este artículo, que para eso ya tenemos El Libro del Trial, sino que pretendemos llamar la atención sobre lo útil que resulta practicar el trial de vez en cuanto, con una moto prestada y amigos trialeros, o incluso comprándose una de segunda mano, tener en cuenta que una moto de trial con años es pero que muy válida para nuestros propósitos, puede resultar económica de adquisición y fácil de vender por lo mismo que nos costó.

Son muchos los pilotos de enduro, que provienen del motocross. La mayoría de ellos, como Iván Cervantes, Cristóbal Guerrero y nuestro flamante Campeón del Mundo de Enduro Junior Lorenzo Santolino, entrenan también con moto de trial para mejorar su técnica, si a ellos les funciona, también nos funcionará a nosotros. Enduro vs trial. Qué aporta la técnica de trial al enduro. A continuación recogemos la opinión de algunos de ellos:

Iván Cervantes:

“El entrenar con una moto de trial me aporta ante todo un mayor equilibrio y una superior capacidad para afrontar obstáculos y subir trialeras. El anticiparse al obstáculo y saber qué debo hacer después de él. Muchos endureros llegan a un escalón y lo superan, pero si después de éste viene inmediatamente otra dificultad y una tercera no saben cómo resolverla.

Esa capacidad de reacción, y como hemos dicho de tomar decisiones estratégicas en momento clave, nos la proporciona el entrenar con una moto de trial, que es mucho más pequeña y ligera, pero también hemos de tener en cuenta que tendremos que hacerlo con una enduro, que pesa 20 ó 30 kg. más.

Por otro lado el tacto de gas que se adquiere, el saber dónde acelerar y dónde no y el saber dosificarlo al milímetro es otra gran aportación.

Cuando entreno, después de hacer cosas muy difíciles con la moto de trial, resulta pero que muy constructivo intentarlo con la enduro.”

Xavi Galindo:

“Lo que aporta el trial al enduro es por supuesto la técnica y lo que ello implica, que es sin duda la tranquilidad en que afrentas las extremas. Solo tienes que pensar en ir rápido, de la otra manera estas siempre un poco agobiado en si te vas a enganchar o no, y eso da mucha seguridad.

Lo que también hay que entender es que no solo tienes que pasar bien, si no rápido y en eso la cuestión cambia, no todos los trialeros saben como combinarlo con la velocidad, a veces tienes que dejar aparte, lo que es bonito y técnico y ponerte a remar como un cabrón. No debemos olvidar que en el enduro lo importante es superar el obstáculo, rápido y sin quedarse enganchado, el poner o no pies no es importante.”

Mario Román:

“Yo creo que el trial es la base de la moto, si haces bien trial puedes más o menos defenderte ¡en todas las especialidades de las 2 ruedas!

Esto es porque en trial estás afrontando continuamente dificultades y además sin poder poner pies, así que cuando te pasas al enduro y las dificultades son menores y encima puedes poner los pies que quieras te sientes como pez en el agua! je, je, je...

Creo que te da unas sensaciones sobre el gas, y en general control de la moto que realmente vale la pena experimentar, así que os invito a todos a hacer trial como un entrenamiento más, y ya veréis después de un par de meses de trial, cuando os montéis en vuestra moto de enduro no os lo vais a creer! Merece la pena."

Foto 1: Cristóbal Guerrero inicia la bajada a una trialera con roca húmeda y con roca muy deslizante. El tacto resulta vital.

Foto 2: Juha Salminen rectifica la trayectoria en una subida de roca húmeda y resbaladiza al encontrarse a otro piloto en la trazada prevista. Subirá con mucho tacto, acelerando con suavidad solo en aquéllos puntos que es posible.

Foto 3: Iván Cervantes supera sin problemas la pirámide de troncos, un obstáculo cada vez más frecuente en las carreras.

Más Sobre Enduro

Uno de los momentos más temidos en el enduro son las bajadas. De ésas que cuando te acercas al borde da hasta vértigo porque no ves el inicio, sino... [...]
Ante la perspectiva de crisis siempre se dice que hay que ser previsor y contar con recursos suficientes para afrontarlas. Es algo que estamos viviend... [...]
Hace unos días coincidí con Juan Miguel, un veterano compañero de aventuras endureras que comenzaron hace ya bastantes años. Estuvimos rememorando... [...]
Un nuevo reto cumplido para el piloto chileno de KTM, Chaleco López, esta vez a los mandos de una KTM FreeRideE, con la E de Eléctrica, que demuestr... [...]
Desde el año 2009 aquí tienes, a tu disposición, todas nuestras pruebas. Da igual el motivo, si quieres informarte sobre cómo va un modelo que tie... [...]
Ver más entradas