Comprar

Enduro en tiempos de crisis. Endurero no te rindas nunca.

Ante una crisis económica que persiste, que de uno u otro modo nos ha tocado, son muchos los que dejan el enduro, unos de modo temporal y otros, lamentablemente, para siempre. Así, el que más y el que menos vamos perdiendo compañeros de salidas, de los que no han proporcionado momentos inolvidables. Sin embargo, antes de colgar las botas deberíamos plantearnos alternativas.
Enduro en tiempos de crisis. Endurero no te rindas nunca.
No dejes nunca el enduro, adáptate a los tiempos que corren. Lo pasarás muy bien.
En tiempos de bonanza, éramos muchos los que pujábamos por tener el último modelo, adquirirlo no se planteaba como una alternativa, era casi una obligación. Comprar un equipo nuevo, muchas veces a juego con nuestra nueva máquina era de lo más lógico, pero los tiempos cambiaron. Ya no ganamos lo que antes y debemos recapitular.

¿Es necesario llevar el último modelo de enduro?

Desde luego imprescindible no lo es, ideal sí, pero tengamos los pies en el suelo, o mejor dicho sobre las estriberas, lo que nos dará mayor control.

Lo cierto es que hacemos un deporte caro, que si queremos competir al más alto nivel necesitamos la mejor máquina para arañar segundo a segundo en el crono. Con honestidad ¿cuántos de nosotros necesitamos hacer esto?

Tal reflexión puede parecer un ataque contra las motos nuevas, pero no es así. Las marcas prefieren que sigamos haciendo enduro, consumiendo recambios, aguantando el tirón, saben que seguimos haciendo enduro recuperarán un cliente que de otro modo se "jubilaría" y desaparecería para siempre. El piloto que sigue haciendo montando sigue siendo un cliente potencial y eso importa.

¿Recuerdas lo bien que te lo pasabas con tu Gas Gas del 2001? Lo mismo que el impresionante partido que le sacabas a tu ya veterana KTM EXC400, momentos inolvidables sin duda.
Enduro en tiempos de crisis. Endurero no te rindas nunca.
Puede que tus ventas ya no sean las de antes, que tu sueldo se haya reducido al bajar las comisiones, que tu volumen de negocio no sea el mismo, casi todos hemos sido afectados de uno u otro modo. Es posible que te hayas planteado vender su querida Husqvarna TE300 del 2014, eres sensato, ya no puedes mantener ese ritmo, pero hay otra vida...

Si tratamos de disfrutar del enduro ¿porqué no somos más humildes?. Podemos llevar las viejas botas a un zapatero, pedir a mamá, aunque ya no vivamos en casa hace años, que nos de unas puntadas al querido equipo. Aunque esté pasado de moda sigue siendo válido y nos protege.

Lo mismo sacamos un precio razonable por nuestra moto del 2013 y podemos comprar una del 2001, que con un poco de trabajo, puesta a punto y cuatro cambios, nos puede generar tanta diversión como en aquélla lejana fecha. Con la diferencia de precio tenemos para mucha gasolina, muchas salidas y grandes dosis de diversión.

Hace poco, durante una prueba, mi colaborador llevaba una moto de pruebas, yo en este caso como fotógrafo conducía mi KTM EXC2450F del 2007, subíamos una larga y más bien complicada ladera que te encanta. Lo cierto es que iba pensando ¡qué bien va esta moto, es de hace ya 8 años, pero cómo sube la condenada, lo estoy pasando a lo grande.Enduro en tiempos de crisis. Endurero no te rindas nunca. Cierto que Joni, sacaba partido al último modelo de Husqvarna, pero allí estaba yo, un poco más abajo y disfrutando tanto como él.

Hay que saber adaptarse a los tiempos, tener una mentalidad flexible, actuar con inteligencia y no desperdiciar ni un momento de nuestras vidas. Renunciar a algo que nos gusta siempre es duro, pero hay que buscar alternativas, siempre hay un camino intermedio. Ya vendrán tiempos mejores.

También hay otro tipo de factores, vamos cumpliendo años, nuestros condicionantes familiares se van complicando, pero todo tiene un término medio. Es posible que ya no seas el mejor del grupo, que tu físico, aunque lo cuides, ya no es el mismo que cuanto tenías 30 años, pero puedes adaptar tu pilotaje y tus recorridos a ello. Arriesga menos y disfrutarás muchos más años. Tómate las cosas con otra filosofía.

Recuerdo que cuando volví a empezar en el enduro, ya con 38 años, edad a la que otros lo dejan, conocí a unos pilotos asturianos de 47, 50 y 52 años. Con un espíritu endurero enorme, peleones, luchadores y que lo pasaban a lo grande por las montañas del norte. Los admiraba. Hoy en día, a punto de cumplir 54, sigo montando con gran ilusión. Sé más, arriesgo menos, pero mi pasión sigue siendo la misma. No creo que sea digno de admiración para nadie, pero cuando supero una trialera o tengo un día inspirado pienso: ¡que suerte seguir siendo endurero!

Además somos endureros, no hay quien nos pare. No nos rendimos ante nada, ni en la montaña, ni fuera de ella. No te rindas nunca. Disfruta del enduro durante muchos años.

Más Sobre Enduro

Uno de los momentos más temidos en el enduro son las bajadas. De ésas que cuando te acercas al borde da hasta vértigo porque no ves el inicio, sino... [...]
Ante la perspectiva de crisis siempre se dice que hay que ser previsor y contar con recursos suficientes para afrontarlas. Es algo que estamos viviend... [...]
Hace unos días coincidí con Juan Miguel, un veterano compañero de aventuras endureras que comenzaron hace ya bastantes años. Estuvimos rememorando... [...]
Un nuevo reto cumplido para el piloto chileno de KTM, Chaleco López, esta vez a los mandos de una KTM FreeRideE, con la E de Eléctrica, que demuestr... [...]
Desde el año 2009 aquí tienes, a tu disposición, todas nuestras pruebas. Da igual el motivo, si quieres informarte sobre cómo va un modelo que tie... [...]
Ver más entradas