Comprar

Cómo preparar una carrera de enduro. Capítulo 3

La salida

Llega el momento de la verdad, es posible que estés nervioso, sobre todo si es tu primera carrera. Pero tranquilo, quedan muchos kilómetros de fantástico enduro por delante. Como ya hemos comentado es muy importante dosificar las fuerzas.
Cómo preparar una carrera de enduro. Capítulo 3
Nuestro Campeón del Mundo Junior Lorenzo Santolino superando una trialera.
Las especiales

Donde sí es básico hacer una salida muy rápida es en las especiales. Debemos aguardar a que el control nos de orden de iniciarla. Aprovechar siempre esos momentos para dar un repaso a la moto, nuestro equipo, quitar barro.

Si la entrada y salida no están muy lejos, es posible que alguien nos pueda cuidar la cazadora, la riñonera, camel-back, etc y poder rodar más cómodos.

Antes de arrancar viene muy bien dar pequeños golpes de gas para “aclarar la voz” de nuestro propulsor.

Si la primera curva se encuentra cerca el pie derecho estará en el suelo y el izquierdo sobre la estribera, para cambiar lo más rápido posible cuando se necesite.

Conviene arrancar en segunda, salvo que nuestra moto no lo permita, el objetivo de ello es que la moto no se levante de delante, con lo que perderíamos tiempo. El torso, por el mismo motivo debe ir hacia el manillar. Así toda la potencia de nuestra moto se transmitirá al suelo, sin caballitos ni derrapadas inútiles.

La vista, como siempre, debe ir por delante, visualizando las próximas curvas. Aunque nos sepamos la crono de memoria, la situación puede haber cambiado. La presencia de nuevas roderas, obstáculos, una piedra que se haya movido, o la presencia de otro corredor, pueden hacernos cambiar de estrategia y trazada.

Cuando vamos alcanzando al piloto de delante, hay que ir estudiando dónde le vamos a pasar. Si éste está metido en una rodera, debemos ir por un camino diferente, si vamos por la misma tendremos que frenar sin remedio.

También es posible que, aunque tenga buena voluntad y nos deje pasar, no nos haya visto u oído. Avisarle pues no está nunca de más, pero siempre con educación y sin prepotencia. El hace su carrera y nosotros la nuestra.

Cuando nos equivocamos sobre la trazada prevista o nos caemos, no ponernos nerviosos, olvidar el hecho al instante y reaccionar rápido y con la cabeza fría. A veces podemos pensar que lo hemos hecho mal y haber realizado un tiempo excelente.

Los errores hay que olvidarlos al instante, resetear cuanto antes nuestro “disco duro” es fundamental para seguir haciendo una buena carrera. Un buen piloto como Iván Cervantes puede cometer un error en una especial y marcar el scratch durante el resto de la carrera.

A lo largo de toda la crono hay que mantener la inercia, evitando que la moto se detenga o venga abajo en ningún momento.

La conducción, como siempre en un buen endurero, debe ser de lo más suave. No gana el que acelera más bestia, sino el que acelera antes, durante más tiempo y de un modo gradual.

En muchas cronos se irán formando peraltes por el paso de los pilotos, serán las trazadas que tenderá a seguir todo el mundo. Pero cuando llegan los “buenos”, muchas veces los rompen, realizando sus propias trazadas. Esto se ve muy bien cuando acudimos de espectadores a una carrera.

Además las roderas y peraltes pueden cambiar, haciéndose demasiado profundas y llenándose de baches, con lo que, en ocasiones, puede ser contraproducente trazar por ellas. Vuelta a vuelta pueden cambiar, por ello es muy importante, insistimos de nuevo, no solo reconocerlas con anterioridad, sino llevar la vista por delate.
Cómo preparar una carrera de enduro. Capítulo 3
Si entras muy rápido en una curva y no anticipas la trazada, puedes quedarte clavado en una rodera e incluso caer. A diferencia de la velocidad, donde es bueno apurar la frenada, aquí es al contrario.

Por otra parte cada curva tiene un paso óptimo y una velocidad a la que debe ser realizada. Esto se aprende a base de entreno, fuera de carrera, a base de hacer pruebas y medir tiempos, pero eso lo contaremos en un próximo capítulo.

En cada trazada, dentro de las curvas enlazadas hemos de sacrificar la velocidad de paso de la primera de ellas para poder salir mejor colocado en las siguientes, siempre con vistas a poder acelerar cuanto antes.


Recordad siempre que la curva más importante es la última de la secuencia de curvas, ya que será donde podremos acelerar con contundencia y aprovechar toda la potencia de nuestro motor.

Como norma general, conviene recordar que la mejor trazada es la que se denomina “por la cuerda”, que es la que realiza menos metros entre curvas. Cuando la moto está vertical es cuando puede acelerar mejor y convertir las revoluciones del motor en velocidad real.

Esto es en el plano teórico, la presencia de roderas, piedras, otros participantes y demás pueden hacer variar estos planteamientos básicos.

Asímismo, cuando el firme está deslizante por la humedad, las trazadas cambian, Deben ser más redondas, dejando correr la moto, con más suavidad. Si la moto va haciendo eses daremos más espectáculo, pero avanzaremos menos metros y nuestros tiempos serán peores.

Como hemos comentado en otros capítulos, los pies deben volver a las estriberas cuanto antes, así controlaremos mejor la moto y tendremos más tracción.
Cómo preparar una carrera de enduro. Capítulo 3 Respecto a la mecánica, evitar hacer un uso abusivo del embrague, de lo contrario castigaremos la mecánica y podemos sobrecalentarlo o incluso romperlo. Si lo hacemos así esto indicará que no estamos pilotando del modo correcto. Ningún profesional abusa nunca de este elemento.

El “miedo escénico”

Pues sí, también existe en el enduro, sobre todo entre los principiantes. La presencia del público, conocido o no, el correr entre las cintas y demás, pueden hacernos perder la concentración. Hay que relajarse y evitarlo. Muchas veces los espectadores nos animarán e incluso nos pueden ayudar, aunque nunca se puede ayudar a un piloto en una especial si el control no lo autoriza.

Habrá momentos de flaqueza, donde rondará por nuestra cabeza una fatídica palabra "Abandonar" y una mínima palabra de ánimo nos dará una fuerza extraordinaria. El público suele ser de lo más agradecido incluso con pilotos anónimos.

Respecto a las cintas, únicamente marcan nuestro recorrido, se trata de disfrutar a lo grande entre ellas, perderles el miedo y a correr, en cuanto lo hagamos incluso serán sinónimo de diversión.

Una vez terminada la carrera vienen las reflexiones sobre todo lo que hemos vivido, con la seguridad de que habremos vivido una gran experiencia. Lo que se debe hacer después de la competición ya lo comentamos en el capítulo:

http://www.librodelenduro.es/?contentid=20

Foto 2: Victor Guerrero lleva la vista al frente, visualizando la complicada zona de esta crono, de ese modo anticipará su estrategia y podrá ver en qué estado está el recorrido en ese momento preciso.

Foto 3: Alex Bolado arropado por el público en esta subida finalizando ya su carrera en el Cto. de España

Más Sobre Enduro

Uno de los momentos más temidos en el enduro son las bajadas. De ésas que cuando te acercas al borde da hasta vértigo porque no ves el inicio, sino... [...]
Ante la perspectiva de crisis siempre se dice que hay que ser previsor y contar con recursos suficientes para afrontarlas. Es algo que estamos viviend... [...]
Hace unos días coincidí con Juan Miguel, un veterano compañero de aventuras endureras que comenzaron hace ya bastantes años. Estuvimos rememorando... [...]
Un nuevo reto cumplido para el piloto chileno de KTM, Chaleco López, esta vez a los mandos de una KTM FreeRideE, con la E de Eléctrica, que demuestr... [...]
Desde el año 2009 aquí tienes, a tu disposición, todas nuestras pruebas. Da igual el motivo, si quieres informarte sobre cómo va un modelo que tie... [...]
Ver más entradas