Comprar

Prueba KTM 250EXC-F 2017 . … Y listón sigue subiendo.

Cuando en 2007 KTM sacó a la venta la primera versión de este modelo fue un antes y un después en esta categoría. Con permiso de la hasta ahora reina, la WR250F de Yamaha, KTM cambió las reglas del juego. Las 250 cuatro tiempos pasaron de ser versiones "pequeñas" de las grandes enduro para competir de tú a tú con ellas. Diez años después la marca austriaca vuelve a dar un puñetazo en la mesa para redefinir las reglas. Todo es nuevo en la KTM 250EXC-F, nuevo para seguir en la cima, en los mercados y en la competición.
Prueba KTM 250EXC-F 2017 . … Y listón sigue subiendo.
Con este nuevo modelo KTM sitúa en un plano superior a las 25o cuatro tiempos.
A estas alturas de temporada, volver a enumerar las características técnicas de este modelo parece redundante, por lo que nos centraremos en las que son específicas de este modelo 250 cc. y cuatro tiempos. La sorprendente KTM 250EXC-F.

Damos un repaso a la carrocería, completamente nueva, con un aspecto muy moderno y ligero, que transmite sin duda algo que comprobaremos en la prueba dinámica. Señalar que el tapizado del asiento es muy adherente, nos recuerda al de Husqvarna del año pasado.

Destacar el acceso rápido al filtro de aire, ahora sin herramientas, un detalle muy endurero, de agradecer sobre todo en competición.

Pasamos al motor, sin duda una de las joyas de esta KTM 250EXC-F. Resulta más pequeño, siendo hasta 20 mm. más corto, centrando más las masas, lo que repercutirá en una mayor agilidad. Se ha reducido el peso en 1,5 kg., incluido el ya imprescindible arranque eléctrico.

A primera vista no parece casi un cuatro tiempos, ya que su tamaño y lo estrecho que resulta nos parecerían increíble hace pocos años. La ganancia en lo que otorga este motor, en cifras de banco ya da una idea de lo mucho que es capaz. De entrada ya se ha ganado mucho par en toda la gama de potencia, lo que significa un motor más lleno, con mejor respuesta desde el inicio hasta las 12.800 rpm donde da una cifra que supera los 40 CV.

El responsable de la gestión del motor es la inyección electrónica Kevin de última generación, con válvula de mariposa de 42 mm., que además de garantizar esa respuesta lineal y poderosa. es también el "culpable" de un consumo pero que muy contenido.

Destacar de nuevo el cambio de horquilla a la WP denominada XPlor48 tiene funciones separadas en cada barra, el derecho para regular la extensión y el izquierdo en compresión. Con ajustes rápidos, sencillos y sin herramientas. Como opción, en el siempre completo catálogo de Power Parts, hay un regulador de precarga de tres posiciones.

En el tren trasero encontramos el nuevo amortiguador montado sobre PDS, con una longitud algo más corta y un pistón de menor diámetro, mejorando su respuesta y rebajando el peso respecto al anterior en nada menos que 600 gr.

Llegamos al momento de la verdad y pulsamos el botón y en marcha, la nueva batería de litio, mucho más ligera y pequeña da vida al motor eléctrico de arranque sin ningún titubeo, ni starter ni nada, ya no hace falta con la nueva inyección electrónica.

Nada más iniciar la marcha, me detengo sorprendido, algo no me cuadra. Me bajo a observar el lateral y verifico el letrero que pone en la tapa del filtro del aire… veo que no se han equivocado, en efecto llevo la KTM 250EXC-F y no una más grande. Para un poseedor de una veterana KTM 250EXC-F de 2007 equipada a tope la diferencia es pero que muy notable.
Prueba KTM 250EXC-F 2017 . … Y listón sigue subiendo.
Si mi moto en su momento significó un gran paso adelante de la marca naranja, con esta el avance es espectacular. El motor va mucho más lleno en toda la gama. Si bien en potencia máxima la cifra es de unos cuatro CV más en el modelo 2017, es en bajos y en medios donde se nota más la mejora, dando una respuesta más llena, que te llena la mano. Ha desaparecido para siempre el apelativo de "pequeña cilindrada. La nueva KTM está dispuesta a pelear de tú a tú con cualquiera. Fuera complejos.

Si eres de los que dices que las 250 cuatro tiempos se quedan cortas, una de dos, o eres un fantasma o no la has probado, porque cuando lo hagas tu boca jamás volverá a afirmarlo.

En cuanto iniciamos las secciones de curvas ya notamos otro gran cambio. La ligereza se hace notar desde el primer momento. Al disminuir el peso en movimiento las inercias son mucho menores. Basta recordar aquélla formula que nos enseñaron en Física: fuerza = masa X aceleración.

Tal rebaja en la masa disminuye la fuerza de la inercia, algo que se traduce en una manejabilidad excelente, nos recuerda incluso a la de una 125. La moto gira por donde le digas, exactamente por encima del granito de arena que hayas elegido. Lo hace con una velocidad que promete destrozar muchos cronos, humillando a máquinas de superior cilindrada.

Por si fuera poco, la nueva KTM 250EXC-F tiene un aplomo superior a los modelos anteriores de la marca. La combinación del nuevo chasis y el conjunto de suspensiones tienen buena parte de la curva.

Dispone de un motor alegre, al que le gusta subir de vueltas. Comparado con el de mi 2007, que lleva conjunto Akrapovic y diversas piezas especiales para optimizar la carburación, es mucho más elástico, permite aguantar más las marchas y precisa menos del uso del cambio y embrague.

Cierto que mi querida moto personal aguanta bien el tipo, pero se trata de un modelo preparado, con unas suspensiones "pata negra" con amortiguador Öhnlins, kit de horquilla, así como tija y amortiguador de dirección de la misma marca, pero siempre a costa que ir muy pendiente del cambio y haciendo una conducción "más 125". Cuando nos ponemos a los mandos de la 2017 y vamos a por faena, a rodar rápido de verdad, no hay color, mi querida Kate pertenece a otra época.

En competición me arrancaría las calcas a mi mismo, además de a muchos rivales. Diez años pasan y se notan ahora más que nunca. La curva de potencia es ahora mucho más aprovechable, se ha ganado en elasticidad, con una respuesta más contundente, que nos hace sonreír bajo el casco. Estira hasta el infinito. Los nostálgicos del dos tiempos ya no tienen disculpa.

Con estos antecedentes, antes de encarar las trialeras, ya le suponemos un comportamiento que no nos defraudará. La progresividad hace que en zonas complicadas y con poca tracción pero ahora la nueva KTM 250EXC-F es en estos terrenos más efectiva que nunca. Prueba KTM 250EXC-F 2017 . … Y listón sigue subiendo. La capacidad de respuesta de las nuevas suspensiones está fuera de toda duda, tanto la nueva horquilla XPlor como el nuevo amortiguador trasero se complementan a las mil maravillas. Si ya de serie van bien, suponemos que una vez personalizadas a nuestro gusto deben ser fantásticas.

Sí echamos de menos el imprescindible cubrecárter, en una enduro de más de 9.000 € no debería ser así. Suponemos que es para diferenciarla un poco más de su prima la Husqvarna, que sí lo incorpora de serie. En cualquier caso, en el catálogo de Power Parts de la marca podemos encontrar estos y otros muchos accesorios como el conmutador de encendido.

Una moto así genera entusiasmo, te hace sentir el mejor piloto que llevas dentro, además cansa poco, da seguridad y hace que tus autoestima suba como la espuma.

Ya terminando la prueba nos dirigimos a una de nuestras zonas preferidas, una red de caminos con curvas de todo tipo, zonas muy reviradas de bosque, otras rápidas y enlazadas, baches charcos y unos cuantos saltos. Un lugar que alguno de nuestros siempre entusiastas colaboradores llaman "nuestro parque de atracciones". Joni, uno de nuestros habituales pilotos, se detiene a mitad del recorrido, pone la pata de cabra y me dice: "Tienes que llevar esta moto por aquí, me lo estoy pasando tan bien con esta moto que me parecería egoísta que no terminases tú la prueba".

Dicho y hecho. Me puse a sus mando y me convertí en otra persona, el espíritu de Cervantes, Nambotin y muchos otros pilotos de la marca se apoderó de mi. Volé a ras de suelo, de un modo seguro, consciente, dominando los elementos a mi gusto. Ante un gran charco, una leve insinuación al gas y hacemos surf como si tal cosa. En las zonas más retorcidas, por complicadas que fueran esta máquina nos hizo sentir lo cerca que estamos de la perfección.

Después de esto tengo que aclarar algo: ¡no, no me la han regalado! … pero estaría genial. Algún día volveremos a vernos. Seguro.

Por cierto, al llegar a casa observamos el depósito de combustible: ¡qué poco gasta! otro factor a tener en cuenta.

Como resumen podemos decir que con esta nueva KTM 250EXC-F, la marca austriaca sigue subiendo enteros, se puede afirmar que ha ampliado su abanico de posibles clientes. Por razones de peso, potencia y eficacia serán muchos los que cambiarán de cilindrada, incluso es posible que canibalice clientes a costa de su hermana mayor la 350, algo que en fábrica no parece importarles… mientras todo quede en familia.

Tanto para enduro de fin de semana como para competición pura es sin duda una de las mejores opciones del mercado, de eso no hay duda.

Más Pruebas de motos

Iniciamos con algo de retraso la temporada de pruebas 2018 con un modelo muy querido por todos los públicos. A su vuelta hace unos años ya afirmamos... [...]
Cuando ya apuntan las novedades del 2018 os ofrecemos la prueba de esta poderosa máquina de enduro. Con unos cambios tan importantes como en el resto... [...]
Esta cilindrada fue durante muchos años una de las categorías del Europeo de Enduro, cuando todavía no existía el campeonato del mundo. Siempre fu... [...]
Cuando en 2007 KTM sacó a la venta la primera versión de este modelo fue un antes y un después en esta categoría. Con permiso de la hasta ahora re... [...]
Desde su aparición la 450 de KTM ha sido siempre una de las joyas de la corona, una enduro en la que se han esmerado como la que más. Un modelo que ... [...]
Ver más entradas